¡Y disfrutar aún más!

10 trucos para tener mejor sexo

Podemos hacer magia, con y desde nuestro cuerpo. Ni te imaginas cómo un cambio aquí y otro allá pueden darte resultados sorprendentes en tu capacidad para sentir y gozar. ¡Te lo descubro!

mejor sexo elsy reyes

Todo tu cuerpo siente

Tu mapa sexual comienza en tu coronilla y termina en la punta de tus pies. No se reduce únicamente a tus órganos sexuales pélvicos. Descubre nuevas zonas eróticas. Puedes llegar a sensaciones ultraplacenteras si das una efectiva e insistente estimulación a tu cuello, a tu espalda, a tus rodillas...

Encuentra tu zona o tus zonas de poder y rescata todo su potencial. Frota o desliza todo tu cuerpo contra el de él. Ya verás que así la penetración es solo la cereza del pastel.

Finge un poco

A ver, ojo. No te pido que finjas el orgasmo cuando no lo estás teniendo o que pretendas que estás excitada sin estarlo. Esto va de multiplicar lo que estás sintiendo de manera intencionada. O sea, cuando llegas a ese lapso delicioso en que sientes que ya viene y ya estás a punto, ponle un poco de teatro al asunto. O sea, si eres de las que gime y grita de manera natural, aumenta el volumen, o si no lo haces, inténtalo.

Arquea más tu cuerpo de lo que involuntariamente sucede o desliza tus manos por tus pechos durante la sensación. Tu cerebro “te seguirá el juego” y sentirás realmente mucho más.

Caricias en cuatro puntos

Cuando tomamos la famosa posición de los cuatro puntos o “del perrito” puede ser muy interesante recibir caricias manuales o con ayuda de un juguete que vibre. Al colocarte de ese modo, sus caricias parecerán nuevas. Pueden ser de hecho más efectivas y eso dependerá de tu sensibilidad.

Por otro lado, al penetrarte suavemente con uno o dos dedos, sus yemas deben ir hacia abajo, en dirección a tu pubis. En esta zona hay mucha mayor sensibilidad que en el resto de tus paredes vaginales. Además, claro, puede tocar tu clítoris deslizando la palma adelante y atrás, en tanto su pulgar puede encargarse de la entrada de tu vagina y tu perineo. ¡Divino!

Besa con profundidad

Los besos estimulan la segregación de hormonas que activan la respuesta sexual. Dan mayor lubricación a tu vagina, aumentan los poderosos orgasmos porque intensifican las contracciones e incluso los pueden extender. Al besarle a él, centras tu atención más en esa sensación que en la presión por mantener una erección o mostrar un desempeño brutal. Y hay una mayor conexión mutua.

mejor sexo elsy reyes mejorar sexualidad

Sexo oral de pie

Tú, relajada, y si quieres apoyada en una pared, solo tienes que abrir ligeramente una pierna y él arrodillarse de frente. Tendrás una nueva variedad de sensaciones. De hecho, en muchos casos se favorece el orgasmo porque el clítoris queda menos expuesto y no bloquea sus terminales nerviosas como cuando las caricias son demasiado intensas en esta zona. Hay veces en que menos es mucho más.

Habla sucio

Si te va, venga. Usa dos o tres palabrillas que tú consideres sucias o súper excitantes, relata una fantasía mientras estás en contacto erótico, o bien explica con detalle todo lo que estás sintiendo. Eso activa tu imaginario erótico, te ayuda a explorar otro rol (más abierto o atrevido). Es una muy buena herramienta para recrear o para explorar posibles experiencias.

Autoerotízate todo lo que quieras

La guía o el mapa de tus sensaciones vienen del autoconocimiento y una lista de trucos sexuales nunca podrá eximir a la masturbación. Es básica. Pon a gozar todo tu cuerpo, no te quedes solo en los genitales. Eres tú contigo y te lo mereces. Nada, ni una vida sexual de pareja muy ajetreada, sustituye a este encuentro que no te traerá más que una mejor autoimagen sexual. Te ofrece placer, relajación, descubrimientos, orgasmos y muchos efectos emocionales positivos.

Duerme

Te lo digo en serio. Ya sé que parece el consejo de la abuela, pero es muy efectivo. Si tu cuerpo tiene una recuperación diaria adecuada, sentirás más deseo y tendrás más respuestas sexuales: más percepción sensorial, menor complicación o un aumento del clímax, de la autoerotización. Porque el estrés y el agotamiento son terribles enemigos de la testosterona, la hormona responsable de nuestro deseo sexual.

Crea, activa el imaginario erótico

Fantasea con el sexo. No solo es sano sino necesario. En la ducha o mientras esperas o estás en el ascensor. Las fantasías son un sitio seguro donde puedes explorar lo que quieras, incluir a quien desees, verte como gustes.

Si te proyectas gozando plenamente de tu vida sexual, estarás más activa y con buenas ideas hasta en tus actividades diarias. No te digo ya con tu pareja sexual. Para el cerebro la fantasía y la realidad valen igual.

Juntaos mucho más

Haz contracciones pélvicas (vaginales) en especial cuando estés en posturas pasivas, como cuando él está encima de ti. Esto activa el bombeo hacia el pene y da mayor sensibilidad a la postura. Y tú, claro, te llevas un premio, porque aumentas tu sensibilidad.

Recuerda que la vagina es una cavidad virtual, o sea, se ensancha o contrae tanto como sea necesario. Ponte en contacto con ella, que no está ahí nada más que para recibir al pene. ¡Ponla a jugar!

Relacionados

Loading...