Hot, hot...

Preliminares: los mejores juegos previos

Aunque a veces pensamos que el sexo es solo la penetración, nada más lejos de la realidad. Descubre los mejores preliminares y deja que tu cuerpo disfrute y explore todo su potencial.

preliminares juegos previos sexo pareja elsy reyes

Que los preliminares son una parte muy importante de un encuentro sexual es algo obvio. Por desgracia, en ocasiones no se les da la importancia que requieren: ¡ERROR! Son una parte esencial en la construcción del encuentro y determinantes en la intensidad de las sensaciones y el orgasmo. A la excitación le encanta la expectativa. Así que invita a tu pareja y que comience el juego.

La mejor vendedora del mundo

El deseo se alimenta de efectos sorpresas, de la ansiedad por descubrir de qué va o irá el encuentro. A todos nos empieza a encender la idea de sentirnos deseados y nada más simple que las palabras para dejarlo bien clarito. Así que empezad a deciros lo mucho que os apetece el cuerpo del otro, las zonas favoritas y explicad todo lo que os haréis el uno al otro.

Si no eres mucho de hablar o te da corte, utiliza el whatsapp o un SMS para empezar a calentar el ambiente. Cuando sepas que está de camino a casa o a tu encuentro, inicia el intercambio de mensajes ‘sucios’. Al no tenerlo delante, te dará menos apuro y para cuando estéis juntos, los motores estarán ya bien calientitos. Vamos a por la acción.

Envíale mensajes calientes para ir encendiendo los motores...

Besos muy húmedos

Cuando nos vamos haciendo mayores, nuestra frecuencia de besos disminuye y mucho. Abandona la idea de que los besos sólo son para los amores apasionados de juventud. Al besar, muchas sustancias de nuestro cerebro se ponen en juego, en especial la dopamina, la encargada de la excitación y el deseo. Es el neurotransmisor que crea la fiesta.

Deja que tus labios y tu lengua jueguen con los suyos intercambiarán mucha información y feromonas en ese acto. Si supiéramos lo importante que es besarse, no habría ni un encuentro falto de besos. Y no olvides seguir besando mientras hacen el amor y prueba prensarte a su boca cuando comienzas a sentir la explosión orgásmica. Verás que se intensifica y prolonga.

Deja que tus labios y tu lengua jueguen con los suyos

Manos a la obra

Los masajes son el modo perfecto de poner ambos cuerpos en una misma frecuencia y contactar. La idea es erotizar todo el cuerpo o al menos una buena parte de él: ya sea de los pies a la pelvis o de la cabeza hasta las caderas. Pero claro, todo dependerá del mood ya que a veces no nos apetece tomarnos tanto tiempo porque sentimos una urgencia deliciosa de ser estimuladas en los genitales. En este post os hablé de los masajes mágicos para parejas ¡que conseguirán encender vuestra llama.

Sexo oral vibrante para él

Sabes cuánto aman ellos que les demos sexo oral así que ponle un poco más de candela. Compra una balita vibradora en cualquier sex shop. Comienza a darle caricias orales. Desliza tu lengua de abajo hacia arriba y haz giros sobre el glande. Cuanto notes que se ha abandonado ya al placer totalmente, dile que se relaje y coloca la bala encendida justo en la unión de sus testículos y el inicio del tronco de su pene.

Evita un juguete de forma fálica que pudiera asustarle pensando que vas a usarlo para penetrarle (salvo que a él le guste dicha dinámica) y elige uno que emita una vibración mesurada ya que al ser una sensación nueva (pocos hombres se han colocado un vibrador en los testículos), puede sorprenderle haciéndole sentir un poco amenazado.

Añade algún juguete sexual a vuestros preliminares

Y un truco para cuando te practique sexo oral

Para empezar, él debe olvidarse de dar esos atracones rápidos y de lengua esquizofrénica. Necesitas que comience con suavidad, con largos deslizamientos de lengua y dejando tu clítoris al final. Poco a poco. Conforme tú sientas que necesitas mayor intensidad entonces pídeselo. Una vez ya dando ligeras succiones y viajes linguales sobre tu clítoris, él debe introducir apenas una falange del dedo medio en tu vagina y hacia adelante. Notará la textura rugosa de esa zona que se conecta con tu clítoris y que es la parte más sensible de tu vagina. Esa presión junto al masaje oral externo, conseguirá te llevará a la gloria.

Posiciones sin penetración

Retrasar el coito puede ser también muy divertido. Todo está listo pero si quieres crear todavía más ansiedad, espera un poco más. Ya tendidos en la cama acercad vuestros cuerpos y dejad que vuestros genitales se rocen, simulando la penetración. Y así, cuando menos lo esperéis, el mismo vaivén os llevará a una naturalísima pero muy disfrutable penetración.

¡Felices orgasmos!

Relacionados

Loading...