Haz que tu chico te haga volar

Abandónate al placer y haz que tu pareja se dedique únicamente a hacerte disfrutar. Luego podéis cambiar las tornas, pero hoy te toca a ti disfrutar al máximo del sexo.

elsy reyes sexo pareja

Seguro que muchas veces te centras más en el placer de tu pareja que en el tuyo propio. Pues eso se acabó, al menos hoy. A continuación, te dejo 9 prácticas destinadas a que tu orgasmo y la relación sexual en general sea mucho más explosiva. Echa un vistazo al listado y luego compártelo, como quien no quiere la cosa con tu pareja. ¡Verás cómo me lo agradecerás!

1. El beso estremecedor

Tiene que darte sexo oral lentamente. Introducir un poco el dedo medio presionando la zona rugosa de la cara anterior de tu vagina. Y acto seguido, besar suavemente tu clítoris. Gozo total.

2. Dedos que relajan

Adora esas posturas de "perrito", ¡vale! Pero que te prepare bien. Pídele que deslice los dedos índices por tu columna, desde el coxis hasta la nuca y de vuelta. Delicioso.

3. Masajito lubricante

Recuéstate. Haz un cuatro con una pierna, doblándola abierta para colocar la planta junto a la rodilla de la otra, y que deslice su pulgar desde el nacimiento de tus labios mayores hacia tu cadera. Relaja y activa tu lubricación natural.

4. Palabras encendidas

Nos encanta escuchar... Pídele que te diga lo mucho que te quiere y que use tantas palabras o frases sucias como desee. Tal vez al principio sea raro, pero poco a poco irás poniéndote a tono.

5. Orgasmo garantizado

Él recostado, tú montada. Una vez penetrada, échate hacia atrás y arquea la espalda. Él debe hacer círculos con un pulgar sobre tu monte de Venus y bajar a tu clítoris con caricias constantes. Verás cómo esta vez sí llegarás.

6. Alternancia de ritmos

Dejad para el final las entradas y salidas frenéticas del pene. Quien controle la penetración permitirá que el pene entre lento y una vez a tope, salga pronto. Repetid y cambiad de ritmo. Entradas rápidas y salidas lentas.

7. Pintura de dedos

Puedes usar pintura de sabor, sirope o nada. El caso es que él escriba frases con sus dedos sobre tu piel, todo tu cuerpo es un órgano sexual. Y si usáis algo comestible, que se lo lleve con la lengua.

8. Más placer después de él

Cuando él ya haya terminado, tiene que pasar un juguete erótico que vibre desde tus pezones hasta tu clítoris. Y dejarlo ahí hasta que llegues a otro y otro orgasmo.

9. Presión post orgasmo

Cuando llegues al clímax, estira tus piernas y levanta la pelvis. Presiona tus labios mayores sobre el clítoris. Que él ponga su mano sobre la tuya y haced un masaje circular. Reactivarás el orgasmo.

Foto: Titanic (James Cameron, 1997)

Relacionados

Loading...