10 trucos para tener un orgasmo con fuegos artificiales

¿Tienes dudas sobre si has tenido un orgasmo? Una mujer que ha experimentado un orgasmo lo sabe. Si "crees" que ha sucedido, o eres de las que se preguntan "¿Es cuando se siente como un…?", puede que no los hayas tenido. Es hora de explorar y autoerotizarte. Y para ello, el clítoris se convertirá en tu mejor amigo…

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino Daenerys. Toma las riendas

Toma las riendas

Nunca dejes la responsabilidad a tus parejas sexuales, lo mejor es descubrir tus vías por ti misma. Todo radica en tu poderoso clítoris, y por pequeño que parezca, posee zonas que a cada una le son más placenteras. Descubre las tuyas.

1 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino Daenerys cama velas. Explora…

Explora…

Lubrica bien tus dedos o usa un pequeño juguete vibrador y date tiempo para ir tocando o dejando reverberar el juguete en todo tu clítoris. Comienza alrededor, sobre el capuchón, el glande, es decir lo que ves al elevar el glande o caperuza que lo cubre. Acaricia incluso tus labios menores desde abajo hasta su unión en la punta clitorial. Verás que hay sensaciones de distinta intensidad según la porción que estimules. Sé minuciosa. 

2 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino beso Daenerys Khal Drogo. Da con las posturas que más estimulen tu clítoris

Da con las posturas que más estimulen tu clítoris

¿Ya tienes tus disparadores? ¡Explótalos! Ya en las artes coitales, busca posturas que te permitan estimularte o permitirle a él tocarte. Durante la penetración, procura siempre un estímulo directo o indirecto a tu poderoso clítoris. 

3 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino orgia. Usa su pelvis a tu favor…

Usa su pelvis a tu favor…

Date un masaje con su pelvis. Recuéstate sobre él totalmente horizontal, permite que te penetre y estira tus piernas bien cerradas sobre las de él. Empújate con las manos hacia delante y atrás, levantando un poco el torso. Tu clítoris recibirá el roce de su pubis y ¡volarás!

4 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino hombre mujer cama. Lengua, una asignatura importante

Lengua, una asignatura importante

En este caso, ser de Ciencias está de más. La lengua es la gran asignatura a aprobar y vosotros los primeros en "empollar" sobre sexo oral. Date espacio para que él deslice su lengua un buen rato, pídele que haga distintas figuras sobre toda tu vulva. Llegar de ese modo es más simple porque toda la humedad, la temperatura y la suavidad de la boca favorecen el famoso disparo.

5 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino mujer cama. Concéntrate en sentir

Concéntrate en sentir

Libera y extiende. Frena el ruido mental, entregarte a la experiencia solo tiene una clave: no pensar, no juzgarte. Sentir lo que se siente (sí, que suena a pleonasmo) consiste en abandonarte al gozo. 

6 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino coito. Giro y presión

Giro y presión

Prueba a solas y luego pídele a él que lo haga. Inserta tu dedo medio por la vagina, a no más de dos falanges de profundidad, presiona con la yema hacia delante, y con tu pulgar gira sobre tu clítoris bien lubricado. La presión estimula el cuerpo interno del clítoris, así recibe un delicioso doble estímulo. Dentro y fuera. 

7 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino cersei y jaime lannister. Eleva al máximo tu sensibilidad

Eleva al máximo tu sensibilidad

Ponte de pie y echa tu pelvis hacia delante, apretando las nalgas y doblando ligeramente las piernas. Al empujar, envías más sangre a la zona pélvica. No te olvides de que el clítoris es un órgano eréctil, y la vasocongestión fomenta la sensibilidad. En esa posición acaricia de abajo hacia arriba tu vulva, presionando o frotando. Él puede ponerse detrás de ti y ayudarte. Ese estímulo a dos manos es glorioso.

8 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino Ygritte. ¿A punto de llegar…? Haz que sea una explosión gloriosa

¿A punto de llegar…? Haz que sea una explosión gloriosa

Cuando sientas que estás a punto de llegar, contrae tus músculos pélvicos, aprieta tu mano sobre la vulva o cruza tus piernas. Imagina cómo toda esa energía se concentra ahí, exhala y deja que venga la gran explosión. Contrae o presiona de nuevo para seguir estimulando y así crear uno más y otro y otro. ¡Vale, que vengan más!  

9 / 10

juego de tronos escenas sexuales orgasmo femenino Daenerys y dragon. ¿Quieres más ideas?

¿Quieres más ideas?

Descubre más consejos para salir de la rutina y multiplicar tu placer.

10 / 10

Esa maravillosa oleada placentera que es el orgasmo proviene de tu clítoris. Posee más de 8.000 fibras nerviosas y su función es únicamente la de brindar placer. Este órgano es mucho mayor de lo que crees. Lo que ves al abrir los labios mayores es solo la quinta parte: el capuchón y el glande; por dentro, se extiende de cinco a ocho centímetros.

El clítoris termina en la pared anterior de la vagina, conocida como zona G. Por ello, algunas mujeres –la minoría– logra el orgasmo por penetración, porque esa zona es estimulada por el pene. Se habla entonces de orgasmo vaginal, pero no es así. Todo proviene del clítoris, internamente. En la galería, te doy "el manual de uso" de tu clítoris para que consigas más y mejores orgasmos.

Poco a poco

Tu clítoris es extremadamente sensible. Si él (o tú) comienza a frotarlo de manera brusca y sin preliminares, sus terminaciones nerviosas “se protegerán”, bloqueándose. Por ello, cuanto más fuerte lo succione o masajee, cada vez sentirás menos y tardarás más en llegar (si llegas).

Déjalo para el final

El clítoris debe ser la última parte a estimular de la vulva. Su erección y sensibilización dependerá de aspectos mentales (fantasía, deseo, conexión emocional) y físicos (caricias en los labios menores, vestíbulo vaginal y laterales del capuchón clitorial). Luego, se puede estimular el clítoris siempre que esté bien lubricado.

Multiplica tu placer

Del orgasmo al multiorgasmo hay una línea delgada que pasa por no buscarlo conscientemente. Para llegar al multiorgasmo no necesitas entenderlo sino entregarte a la experiencia. Tu mente consciente no debe intervenir. De hacerlo, lo detendrá, porque un montón de juicios saldrán a flote. No pienses: “Ahí viene”, “Ya lo sentí”… Lleva tu mente hacia tu piel, hacia las zonas que están recibiendo los estímulos. Como si toda tú estuvieras en esa caricia, la mente se callará. Respira. Siente.

Imágenes: HBO

Actualizado el

Relacionados

Loading...