Descubre los trámites

¿Qué pasará con la herencia si no hay testamento?

Quizá te hayas hecho esta pregunta alguna vez. Si es así, te cuento cuáles son los trámites que deben seguirse para heredar.

hacer testamento herencia

Aunque no sea algo en lo que pienses a diario –y, reconozcámoslo, tampoco nos gusta darle vueltas–, quizá te hayas preguntado alguna vez qué pasaría con todas tus pertenencias en caso de que fallecieras repentinamente sin haber hecho testamento. Debes saber que el Código Civil español establece que, en caso de que no se haya hecho testamento al fallecer, los herederos serán los hijos.

No obstante, suponiendo que no tengas hijos, las personas que tendrían derecho a heredar tus bienes serían tus padres y, si no, tu cónyuge o demás parientes colaterales hasta cuarto grado, como pueden ser los hermanos, tíos o primos. Aun así, dependiendo de la comunidad autónoma donde residas este orden puede cambiar. En Cataluña o el País Vasco, por ejemplo, el cónyuge superviviente heredará antes que los padres.

¿Cuáles son los trámites para heredar?

Para que tus familiares puedan heredar deberán iniciar lo que se conoce como declaración de herederos abintestato. A partir de la entrada en vigor de la Ley de la Jurisdicción Voluntaria, la declaración de herederos abintestato se hace siempre ante notario, con independencia de que los herederos sean los hijos o los parientes colaterales.

La nueva ley ha ampliado la competencia territorial del notario para intervenir en este tipo de expedientes, de manera que el notario competente para tramitar el acta de declaración de herederos abintestato podrá ser:

  • El del lugar del último domicilio o residencia habitual del fallecido.
  • El del lugar en el que estuviera ubicada la mayor parte del patrimonio del difunto.
  • El del lugar en el que hubiera fallecido.
  • O cualquier otro notario ejerciente en los distritos colindantes con los anteriores.
  • En defecto de todos ellos, será competente el notario del domicilio del requirente.

Serán los herederos los que podrán escoger el notario, en función de los aspectos antes indicados, para tramitar el procedimiento.

Y si quiero hacer testamento, ¿cómo lo debo hacer?

En caso de que quieras modificar el orden sucesorio establecido o quieras dejar como herederas a otras personas, la única manera de hacerlo es mediante testamento.

El testamento más habitual es el que se conoce como “testamento abierto”. Consiste en acudir al notario e indicarle cómo quieres repartir tus bienes. Este redactará el testamento dando fe de su legalidad y garantizando que se cumplirán tus últimas voluntades.

Se encarga de la conservación del testamento (el original queda en su poder y lo que nos entrega es solo una copia), garantizando su conservación además de su confidencialidad.

Al contrario de lo que pueda pensarse, es un trámite rápido y sencillo y con un coste asequible. No obstante, no podemos delegar en otra persona para que lo haga en nuestro nombre.

A pesar de que al hacer testamento podamos modificar el orden de sucesión hereditaria que nos marca nuestra comunidad autónoma, debes tener en cuenta que en España existe el derecho a la legítima en favor de los hijos, padres o cónyuge.

Aunque la idea de hacer testamento pueda incomodar a muchas personas, porque les hace pensar en su propia muerte, lo cierto es que se trata de la mejor manera que tenemos para asegurarnos de que las cosas se dispondrán según nuestro criterio. Además, facilitaremos a nuestros allegados los trámites a realizar una vez llegue el momento.

En la página oficial del Consejo General del Notariado nos dicen que "el testamento es un documento muy barato, teniendo en cuenta la trascendencia del mismo y, en ocasiones, su complicación jurídica. Independientemente de cuánto valgan los bienes del testador, el testamento cuesta poco más de 36 euros. Si es más largo de lo normal, puede subir ligeramente el precio (es muy raro que supere los 60 euros)”.

Relacionados

Loading...