¿Puedo llevarme a mi perro de vacaciones?

Quizá tienes planeado viajar en avión a tu destino de vacaciones y te preguntas si tu perro podría acompañarte durante el trayecto. La respuesta es sí, pero con condiciones. Te explico todo lo que debes tener en cuenta para viajar con tu mascota.

viajar animales vacacioes

Si quieres viajar con tu mascota en avión, en primer lugar debes consultar las condiciones de la compañía aérea con la que vas a volar, ya que estas pueden variar de una a otra.

Para que tu mascota pueda viajar contigo en cabina, suele haber restricciones en función de su peso (por lo general, el peso máximo no puede superar los 8 kilos con la bolsa, la jaula o el transportín incluido), del tamaño del sistema de transporte, el tipo de vuelo, la clase en la que viajes, la edad del animal e incluso la raza del perro o el gato. En cualquier caso, también deberás asegurarte de que lo transportas de forma que no moleste al resto de los pasajeros.

Si finalmente el animal no cumple los requisitos para viajar en cabina y debe hacerlo en la bodega del avión, tendrás que cerciorarte de que el transportín cumple con la reglamentación internacional. En primer lugar, debe ser de material resistente y seguro y con un cierre que ofrezca garantías de que no se abrirá en ningún momento. En segundo lugar, tiene que ser cómodo para la talla del animal y sin ningún deterioro exterior ni interior que pueda dañar a tu mascota. Además, el transportín debe tener ventilación y un fondo impermeable.

Por último, no te olvides de comprobar si tienes toda la documentación de tu mascota en regla y consulta no solo los permisos de la aerolínea con la que vayas a viajar, sino también las normas del país hacia donde te dirijas y el coste adicional que debes pagar por este servicio. Además, es importante añadir que las compañías aéreas tienen limitado el número de animales que pueden volar en cada avión. Así pues, si vas a viajar con tu mascota, es imprescindible que contactes con la central de reservas de la aerolínea a la hora de contratar el billete.

Y si viajo en coche o en barco, ¿qué debo tener en cuenta?

Si en lugar de avión tienes previsto desplazarte a tu destino con otro medio de transporte, esto es lo que debes tener en cuenta en función del que finalmente elijas:

  • Coche. En España, el Reglamento General de Circulación no concreta mucho acerca de la forma en la que debemos transportar animales en el coche. Lo único que indica al respecto es que el conductor debe estar en todo momento en condiciones de controlar el vehículo, mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción. Estos puntos tienen que garantizar tanto su seguridad como la del resto de ocupantes, así como la de los demás usuarios de la vía. Así pues, cuando viajes en coche, asegúrate de que tu mascota está sujeta de tal forma que no pueda interferir con el conductor ni las demás personas.
  • Taxi. Por lo que respecta al transporte de animales en taxi, actualmente existen empresas en distintas ciudades españoles que se han especializado en ofrecer este tipo de servicio. No obstante, respecto a los taxis tradicionales, dependerá de cada conductor si nos deja viajar o no con nuestra mascota.
  • Tren de cercanías. Si tienes previsto desplazarte con trenes de cercanías, puedes viajar con tu mascota siempre que se trate de un animal pequeño y doméstico. No hace falta que vaya en una jaula, pero sí debe ir atado y, en el caso de los perros, estos deben llevar bozal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en cada población se deberán consultar las posibles limitaciones impuestas por la empresa de transporte en función de los horarios y las estaciones. Es fundamental consultar si existe alguna restricción horaria para poder viajar con mascotas, especialmente en horarios de mayor afluencia de viajeros.
  • Barco. Han sido las distintas compañías navieras las que han regulado cómo viajar con animales en barco, así como fijado las condiciones de acceso de los animales a los buques y las condiciones exigidas para su manejo y transporte. Esta normativa interna suele primar el bienestar de los pasajeros, a la vez que garantiza también el bienestar de las mascotas. De este modo, los buques suelen estar dotados de jaulas homologadas situadas en la bodega del barco, en lugares habilitados para una óptima ventilación. Muchos de ellos, además, te permiten visitar a tu mascota durante el trayecto e incluso pasear con ella en las zonas habilitadas.

Relacionados

Loading...