Me estoy divorciando: ¿qué impuestos debo pagar?

En un divorcio también hay que estar preparado para las obligaciones fiscales que supone poner punto y final al matrimonio. Te lo contamos todo.

impuestos divorcio

Más allá de decidir quién se quedará con la custodia de los hijos o de vender la casa familiar, en un divorcio también hay que estar preparado para las obligaciones fiscales que supone poner punto y final al matrimonio.

Un proceso de separación o divorcio no solo implica un gran impacto emocional para toda la familia. Se trata también de un trámite que puede tener importantes consecuencias económicas y patrimoniales para sus miembros.

En este sentido, antes de materializar la ruptura de la pareja, conviene valorar adecuadamente las decisiones que se vayan a tomar para proteger los intereses de ambos.

Por esta razón, si te encuentras actualmente en vías de separarte, debes tener en cuenta que tendrás que hacer frente a ciertos impuestos al poner fin a la relación. Para evitarte sorpresas desagradables e imprevistos, te cuento todo lo que debes considerar a nivel fiscal.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El patrimonio matrimonial

Como parte del proceso de divorcio, deberéis realizar la repartición de los diferentes bienes, derechos y obligaciones de los que seáis titulares de forma conjunta. Si hacéis este reparto según las cuotas que os corresponden a cada uno, no habrá pérdida ni ganancia patrimonial para ninguno. Por lo tanto, esto no tendrá impacto en el IRPF.

En cambio, si uno de los dos obtiene bienes o derechos por un valor mayor a la cuota que le corresponde, sí obtendrá una ganancia patrimonial y, consecuentemente, deberá incluirlo en su declaración del IRPF.

La pensión compensatoria

En caso de que se fije una pensión compensatoria, quien pague dicha remuneración podrá reducirla de la base imponible de su IRPF, siempre dentro de los límites que se impongan en la sentencia judicial o el convenio regulador. También tendrá la opción de que las cantidades abonadas se resten de sus retribuciones al calcular la retención de IRPF en su nómina.

Por esta razón, si es tu caso, es conveniente que lo comuniques a tu empresa. Por su parte, el miembro de la pareja que reciba la pensión deberá declarar las cantidades que obtiene como rendimientos del trabajo. Así pues, el importe total se integrará a la base de la renta general y no estarán sujetas a retención.

La pensión alimenticia. Asimismo, en caso de que uno de los dos pague una pensión de alimentos para los hijos, esta tampoco podrá reducir la base imponible del IRPF.

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas

En función de si os casasteis en régimen de gananciales o de separación de bienes, las obligaciones fiscales también variarán.

Matrimonio en régimen de gananciales

En caso de que dividáis vuestras pertenencias por partes iguales (con el mismo valor económico), podréis estar exentos de pagar impuestos por lo que se conoce como Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO) y Actos Jurídicos Documentados (AJD).

Pero si hay bienes indivisibles o que pierdan valor por dividirse, quien se quede con estos deberá compensar al otro en metálico. De no hacerlo, estaríamos ante una donación y se debería tributar conforme al Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD). Si en lugar de dinero, esta compensación se hace a través de la donación de un bien privado, sí se deberá tributar por TPO.

Matrimonio en régimen de separación de bienes

Si hay bienes comunes y se reparten de forma equitativa, se podría evitar la tributación por Transmisiones Patrimoniales Onerosas. No obstante, dicha repartición no está exenta de la aplicación del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

En caso de que estos bienes se repartan de forma desigual, el miembro de la pareja que perciba una cantidad mayor deberá tributar la compensación económica por TPO.

El Impuesto Municipal sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

Independientemente del régimen matrimonial que se disuelva (nulidad, divorcio o separación), la compensación en metálico por el cambio de titularidad de un inmueble constituirá una transmisión de derechos de la propiedad y, por tanto, estará sujeta al Impuesto Municipal sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

En cambio, si esta transmisión se realiza por medio de una sentencia judicial, sí estará exenta de este impuesto, también conocido como plusvalía municipal.

Como ves, son muchos los impuestos implicados en un proceso de separación o divorcio. Por eso, es importante que puedas aclarar todas tus dudas antes de tomar decisiones, ya que cada caso es distinto e incluso en la información expuesta anteriormente puede haber muchos matices.

Relacionados

Loading...