¿Tengo que contratar un seguro de hogar al pedir una hipoteca?

Si has iniciado los trámites para solicitar una hipoteca, seguramente el banco te habrá exigido la contratación de una serie de productos vinculados. Pero ¿estás obligada a adquirir algún tipo de seguro de hogar? ¡Te lo cuento!

seguro hogar hipoteca

Quizá hayas ido a informarte a tu entidad bancaria sobre las posibilidades de adquirir una hipoteca para comprarte un piso y te haya sorprendido el hecho de que debas pagar también un seguro de daños. Lo cierto es que la normativa reguladora del mercado hipotecario exige que si queremos ser propietarios de un inmueble, sobre el cual recae una hipoteca, deberemos contar con un seguro contra daños adecuado a la naturaleza del mismo. De este modo, sí que es normal que nuestro banco nos lo reclame a la hora de concedernos la hipoteca.

Aunque se conoce popularmente como seguro de hogar, en realidad se trata de un seguro de daños que debe tener únicamente cobertura por incendios, elementos naturales, granizada o helada. Cabe tener en cuenta que la suma asegurada deberá coincidir con el valor de tasación excluido el valor del suelo.

En los seguros del hogar solo tiene derecho a percibir la indemnización el titular del bien asegurado

Los seguros de daños y, en general, los seguros de hogar tienen carácter indemnizatorio. Es decir, solamente tiene derecho a percibir la indemnización el titular del bien asegurado. Por esta razón, es necesario que en la póliza figure una cláusula de cesión de derechos del propietario a favor de la entidad financiera. De este modo, en caso de que se produzca un siniestro, será el banco (titular del bien asegurado) quien podrá cobrar la indemnización para reconstruir el inmueble.

Este seguro de daños es, por tanto, el único que nos puede exigir el banco y cubrirá solamente el continente (el inmueble). Sin embargo, quizá pueda interesarnos también un seguro de hogar que proteja al mismo tiempo el contenido (los bienes que tengamos en él).

Lo que no debe ser obligatorio en ningún caso es tener que contratar este seguro de hogar con la aseguradora que nos sugiera la entidad financiera a la hora de firmar la hipoteca. No obstante, es habitual que así lo exija, al menos durante el primer año.

Los productos que los bancos ofrecen junto a la hipoteca suelen ser más caros que la media

El problema es que muchas veces los productos que los bancos ofrecen junto a la hipoteca suelen ser más caros que la media, por lo que te recomiendo que lo consultes previamente con otras aseguradoras por si pueden ofrecerte precios más competitivos por el mismo tipo de cobertura.

Aun así, ten en cuenta que la última palabra la tendrá siempre el banco y, de no querer acceder a nuestras peticiones, puede denegarnos el préstamo hipotecario o hacernos pagar más intereses como contrapartida. En ocasiones no habrá otra alternativa que hacer cuentas y ver qué sale más a cuenta: pagar más diferencial y ahorrar en el seguro o contratar todos los servicios directamente con el banco y tener una cuota hipotecaria más baja.

Como ves, contratar una hipoteca no es una tarea sencilla y, además, requiere que prestemos atención al más mínimo detalle. No olvidemos que, de formalizarse, se tratará de un importe mensual significativo al que tendremos que hacer frente durante años. Por esta razón, en caso de cualquier duda, es preferible que cuentes con el asesoramiento y la supervisión de un profesional experto.

Relacionados

Loading...