Roscón de Reyes sin lactosa

Sé que muchas de vosotras no podéis tomar lactosa porque tenéis alergia o porque os sienta mal. Pues bien, ¡se acabó el sufrimiento! Estos Reyes disfrutaréis de un roscón riquísimo.

Si ya de normal esa intolerancia es una lata, lo cierto es que en estas fechas se hace aún más notable, cuando todo el mundo se hincha a roscón y, lamentablemente, su contenido en lactosa hace que no lo podáis comer.

Hoy os traigo una receta sencillísima para preparar un roscón de Reyes sin lactosa que, sinceramente, está tan bueno como el de toda la vida. Es más, si no decís que no tiene lactosa, ¡nadie lo notará!

Para hacerlo solo necesitáis un poco de paciencia y ganas de preparar un roscón para chuparse los dedos.

ROSCÓN DE REYES SIN LaCTOSA

roscon sin lactosa reyes receta alma obregon
Ingredientes:
430 g de harina de fuerza
160 ml de leche sin lactosa
2 huevos
7 g de levadura seca (o 21 g de levadura fresca)
60 g de mantequilla sin lactosa
120 g de azúcar blanco
5 g de sal
2 cucharadas de agua de azahar
Corteza de naranja y de limón
2 palos de canela
para decorar:
Azúcar blanco
Naranja confitada
Almendras laminadas

Cómo preparar el roscón de Reyes sin lactosa paso a paso:

  1. Hervimos la leche con la corteza de limón y naranja y la canela.
  2. Dejamos infusionar, tapado, hasta que la mezcla esté tibia. Colamos.
  3. Añadimos el agua de azahar, el azúcar y la sal. Reservamos.
  4. En un bol, colocamos la harina mezclada con la levadura (si es levadura fresca, la deshacemos con los dedos y la echamos en la harina). Incorporamos la leche infusionada y los dos huevos batidos.
  5. Amasamos hasta tener una masa elástica y homogénea. Podemos hacerlo tanto a mano como usando el gancho de nuestra amasadora.
  6. Finalmente, cuando la masa esté bastante lisa, incorporamos la mantequilla en trocitos a temperatura ambiente. Seguimos amasando hasta que se integre por completo.
  7. Colocamos la masa en un bol engrasado y cubrimos con film para evitar que se forme una costra. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño (en torno a una hora).
  8. Sacamos del bol, y hacemos una bola con la masa sobre una superficie enharinada. Hacemos el agujero y formamos el roscón sobre una bandeja cubierta con papel de horno. Es MUY importante que hagáis un aro enorme, muy espaciado, para que cuando crezca el roscón no se os cierre el agujero.
  9. Dejamos reposar (bien cubierto con film) en torno a 40 minutos más, o hasta que haya doblado de nuevo. Preparamos el azúcar mojado: ponemos 200 g de azúcar blanco en un bol y lo rociamos con gotitas de agua. Mezclamos hasta tener el azúcar "mojado".
  10. Pintamos el roscón con huevo batido y decoramos con la naranja confitada, la almendra y el azúcar mojado.
  11. Horneamos a 190º durante 25 minutos.

Relacionados

Loading...