Salud

Primeros auxilios

¿Sabrías cómo salvar una vida? Esto es lo que deberías hacer... ¡y lo que no!

Habrás visto mil veces en el cine cómo socorren a alguien que tiene un corte con una gran hemorragia o que se desmaya… Pero en un caso así, ¿sabrías tú cómo actuar? Descúbrelo y da con el mejor modo de auxiliar a alguien.

¿Qué hacer ante un desmayo?

¿Qué hacer ante un desmayo?

a) Levantar a la persona.

b) Ponerle una almohada bajo la cabeza para que pueda respirar mejor.

c) Comprobar si respira y levantarle las piernas.

1 / 18

Desmayo: Lo que tienes que hacer

Desmayo: Lo que tienes que hacer

Comprueba que respira y que no se trata de un infarto. Si es así, elévale las piernas para que el flujo sanguíneo vuelva a la cabeza y llama a Urgencias.

2 / 18

Desmayo: Lo que nunca tienes que hacer

Desmayo: Lo que nunca tienes que hacer

No la levantes porque si a consecuencia del desmayo la persona se ha golpeado, es mejor no moverla hasta que lleguen los servicios de emergencia. Podríamos empeorar su estado. Y tampoco le pongas una almohada bajo la cabeza porque necesita aumentar el flujo sanguíneo en su cabeza y la almohada no ayuda.

3 / 18

¿Cómo reaccionar ante una quemadura?

¿Cómo reaccionar ante una quemadura?

a) Lavarla con agua fría.

b) Aplicar pasta de dientes.

4 / 18

Quemadura: Lo que tienes que hacer

Quemadura: Lo que tienes que hacer

Lavar la zona con agua fría 10 o 15 minutos para refrescarla, reducir el dolor y eliminar los restos de producto que hayan quedado sobre la piel. Si la quemadura es extensa o muy dolorosa, acudir a Urgencias.

5 / 18

Quemadura: Lo que nunca tienes que hacer

Quemadura: Lo que nunca tienes que hacer

Olvídate de la pasta de dientes: irrita la zona, retrasa la cicatrización y puede provocar infecciones.

6 / 18

¿Qué hacer ante una hemorragia?

¿Qué hacer ante una hemorragia?

a) Sacar el objeto que ha provocado la herida.

b) Aplicar un torniquete como he visto hacer en la tele.

c) Presionar la zona para que no salga más sangre.

7 / 18

Hemorragia: Lo que tienes que hacer

Hemorragia: Lo que tienes que hacer

Coge una gasa o un paño limpio y presiona firmemente sobre la herida durante 10 minutos y pide ayuda. Si las compresas se llenan de sangre, no las quites, pon otras encima y sigue haciendo presión para taponar la herida.

8 / 18

Hemorragia: Lo que nunca tienes que hacer

Hemorragia: Lo que nunca tienes que hacer

No extraigas un objeto grande clavado en una herida, ya que puede estar taponándola, impidiendo que la persona se desangre. Tampoco hagas un torniquete si no sabes cómo se hace, ya que puede ser contraproducente, debería ser solo el último recurso.

9 / 18

¿Cómo actuar ante una intoxicación?

¿Cómo actuar ante una intoxicación?

a) Provocar el vómito a la persona en cuestión.

b) Dar zumos o leche para neutralizar el tóxico.

c) Solicitar ayuda médica.

10 / 18

Intoxicación: Lo que tienes que hacer

Intoxicación: Lo que tienes que hacer

Llama rápidamente al 112 con el envase del producto que ha provocado la intoxicación en la mano para que los especialistas te digan cómo actuar.

11 / 18

Intoxicación: Lo que nunca tienes que hacer

Intoxicación: Lo que nunca tienes que hacer

No hay que provocar el vómito porque hay sustancias irritantes que al expulsarlas pueden provocar daños. Tampoco recurras a los zumos ni a la leche porque, según la intoxicación, podrías hacer que la sustancia desprendiera más calor y aumente el daño.

12 / 18

¿Qué hacer ante un ataque de asma?

¿Qué hacer ante un ataque de asma?

a) Dar al asmático una bolsa de papel para que respire dentro y relaje su respiración.

b) Incorporar a la persona y darle su medicación.

13 / 18

Ataque de asma: Lo que tienes que hacer

Ataque de asma: Lo que tienes que hacer

En caso de encontrarte con una persona que sufre un ataque de asma, lo primero que tienes que hacer es sentarla en un lugar bien ventilado y si los tienes a mano, administrarle rápidamente sus broncodilatadores. Ante todo mantén la calma y si la situación no mejora, llama al 112.

14 / 18

Ataque de asma: Lo que nunca tienes que hacer

Ataque de asma: Lo que nunca tienes que hacer

No hay que hacerle respirar dentro de una bolsa porque en caso de ataque de asma el organismo necesita obtener oxígeno. Respirar dentro de una bolsa empeoraría la crisis, pues el aire que está dentro de la misma es el que hemos expulsado ya de los pulmones y, por lo tanto, en lugar de oxígeno, es dióxido de carbono.

15 / 18

¿Cómo auxiliar a alguien con un fuerte golpe en la cabeza?

¿Cómo auxiliar a alguien con un fuerte golpe en la cabeza?

a) Meter al accidentado en la cama para que repose.

b) Aplicar una compresa fría y llevarle a Urgencias.

c) Ignorándolo, ¿quién no se ha dado un golpe alguna vez?

16 / 18

Golpe en la cabeza: Lo que tienes que hacer

Golpe en la cabeza: Lo que tienes que hacer

Aplica hielo para bajar la inflamación y llévale al hospital, sobre todo si la persona en algún momento ha perdido la consciencia. Si no sabes si el golpe le ha podido afectar a la columna, no le muevas y llama a una ambulancia.

17 / 18

Golpe en la cabeza: Lo que nunca tienes que hacer

Golpe en la cabeza: Lo que nunca tienes que hacer

No dejes que la persona se duerma, y si lo hace, despiértala cada dos o tres horas para comprobar que está orientada. Un sueño excesivo puede indicar que algo va mal. Y tampoco le restes importancia: un golpe en la cabeza puede afectar al funcionamiento del cerebro. 

18 / 18

1 /18

El 90% de las personas no tienen formación en primeros auxilios, pero sabiendo algunas cosas muy sencillas se podrían salvar miles de vidas cada año. En nuestra galería te proponemos que chequees cuál sería tu reacción ante diversos casos que necesitan primeros auxilios –quemaduras, hemorragias, desmayos…– para que veas si sabrías cómo reaccionar o no.

Prevenir, avisar y socorrer

Prevenir, avisar y socorrer son las tres palabras clave que hay que tener en cuenta cuando está en juego una vida. En estos casos hay que anticiparse a las situaciones que puedan generar un peligro para nuestra salud o la de nuestro entorno, avisar a los servicios de emergencia lo más rápido posible y, finalmente, socorrer.

Si no tienes formación en primeros auxilios

Cuando no has recibido formación para auxiliar a alguien, piensa que a veces es mejor no actuar que hacerlo y provocar un daño mayor. Así que si no lo tienes claro, mejor hacer una llamada de emergencia al 112 para que te digan qué puedes hacer.

Y si te pasa a ti, ¿sabrías qué hacer?

Una cosa es socorrer a otra persona, pero ¿y qué pasa si eres tú la que sufre un accidente y no hay nadie contigo? Respira hondo, templa tus nervios y mira qué deberías hacer.

Te clavas un cuchillo

Si cortando se te escapa el cuchillo y te haces un corte profundo –por ejemplo, al cortar jamón– puedes llegar a seccionar una arteria. Lo sabrás si la sangre es de color brillante, abundante y sale a chorro de manera intermitente, coincidiendo con cada pulsación. Hay que actuar rápidamente para no llegar a desangrarte.

Qué hacer
Acude rápidamente a un centro de Urgencias donde puedan suturarte. Y mientras, presiona directamente sobre la herida con un paño o una toalla limpios. Eleva el brazo (o la pierna). Si aun así la hemorragia no cesa, comprime la arteria principal que irriga la zona. La axilar, en el caso de los brazos, y la femoral, en el de las piernas. Y si aún sale sangre, haz un torniquete al inicio de la extremidad afectada.

Qué no hacer
Si no has hecho un curso de primeros auxilios para saber cómo hacer un torniquete, mejor no practicarlo.

Te quemas al cocinar

Una quemadura grave puede poner en peligro la vida y requiere atención inmediata. Son lesiones de la piel, pero a veces afectan a otros órganos como pulmones, corazón, etc.

Qué hacer
Hay que apagar las llamas envolviendo la zona que se quema con un paño o manta o rodando por el suelo. Lo importante es no estar de pie para evitar quemaduras en la cara. Aplica agua fría sobre la quemadura durante 10-15 min para que no se forme una ampolla. Llama a Urgencias.

Qué no hacer
No hay que aplicar nada y menos pasta de dientes, vinagre, harina, aceite, polvos de talco o miel, ya que la quemadura puede infectarse. Si llevas anillos o relojes, te los retirarán los sanitarios.


Te notas débil de repente

Si sientes una parálisis o debilidad repentina, insensibilidad en un brazo o una pierna, te cuesta hablar, comprender y coordinar los movimientos, o tienes un dolor de cabeza muy agudo, podrías estar sufriendo un ictus. Se trata de una lesión vascular que impide la llegada de sangre al cerebro.

Qué hacer
Si lo sufres tú, llama rápido al 112. Si sospechas que le pasa a otra persona, cuando llames te dirán que le hagas sonreír, levantar los dos brazos y pronunciar su nombre. Mientras acuden los servicios de emergencia recuesta al paciente, con la cabeza elevada a unos 45 grados.

Qué no hacer
Dejarlo correr si se pasa más o menos rápido. Aunque los síntomas remitan o tengas dudas, avisa a emergencias. Si te atienden rápidamente no solo puedes salvar la vida sino evitar o disminuir las secuelas. Y mientras esperas, no tomes ninguna medicación.

Ardor y palpitaciones

En las mujeres, los síntomas de un infarto son distintos a los de los hombres y pueden resultar confusos. Si tienes un dolor abdominal parecido al ardor de estómago, dolor de espalda o en el hombro, sudores fríos, si sientes una presión en el pecho detrás del esternón o notas punzadas, náuseas, ahogo, palpitaciones… podrías estar sufriendo un infarto. Si te pasa por primera vez, serás consciente de que es algo que nunca habías experimentado antes.

Qué hacer
Ante cualquier dolor torácico con náuseas y sudoración, lo primero es contactar con el 112. Si ya has tenido antes problemas de corazón, ponte un comprimido de cafinitrina sublingual. Igualmente, llama a emergencias, no esperes a que haga efecto el medicamento. Y procura no quedarte sola.

Qué no hacer
No hay que restar importancia a los dolores torácicos y retrasar la demanda de ayuda. Y en el caso de las mujeres, no hay que menospreciar los síntomas de una indigestión fuerte, porque es posible que no se trate de ese problema sino, precisamente, de un ataque al corazón. Si te notas rara, consulta.

Al comer, te atragantas

Si no has masticado lo suficiente un trozo grande de carne o te atragantas con un caramelo, uvas o frutos secos, puedes notar cómo te ahogas. Te mueves de manera convulsiva porque no puedes respirar y tampoco puedes hablar. Te empiezas a poner azul e incluso puedes perder el conocimiento. Si no reaccionas rápido, puedes morir por falta de oxígeno.

Qué hacer
Tose. Si esto no funciona inclínate hacia delante y que alguien te dé 5 golpes secos en la espalda (entre ambos omoplatos). Si el problema persiste, que te hagan la llamada maniobra de Heimlich. Alguien debe ponerse detrás de ti, colocar las manos entrecruzadas por encima de tu ombligo y hacer hasta 5 compresiones en el abdomen (en dirección hacia dentro y arriba) para facilitar que expulses la comida.

Qué no hacer
No trates de extraer el alimento u objeto con tus dedos porque podrías empeorar la situación y aumentar la sensación de asfixia.

Foto: Anatomía de Grey

Relacionados

Loading...