Salud

No sufras más

9 problemas de mujeres que sí tienen solución

No los consultamos por vergüenza o por creer que "van con la edad", pero las mujeres sufrimos problemas que afectan a nuestra calidad de vida. No te resignes, porque puedes evitarlos.

9 problemas de mujeres que sí tienen solución

1. Dolor pélvico

¿Por qué ocurre? Hay diversas causas que pueden producir dolor, ya que en la zona de la pelvis se encuentra nuestro aparato reproductor, la vejiga, el recto e incluso parte de los intestinos. Los miomas, las infecciones vaginales o de orina, la endometriosis –un crecimiento anormal del tejido que recubre el útero– o el síndrome premenstrual (SPM) son las causas más frecuentes.

¿Qué puedes hacer? Acude al médico para averiguar la causa y que te dé el tratamiento más adecuado (antibióticos, antifúngicos...). Si sufres SPM, una bolsa de agua caliente puede aliviarte, porque el calor por encima de los 40º bloquea los receptores del dolor.

2. Pérdidas de orina

¿Por qué se producen? Es un problema frecuente pero que solo consultan 2 de cada 10 mujeres. Se produce por la pérdida de tonicidad del suelo pélvico tras el parto y la menopausia.

¿Qué puedes hacer? Fortalecer el suelo pélvico utilizando bolas chinas, conos o con los ejercicios de Kegel. Consisten en contraer el esfínter anal (como si reprimieras un gas); el esfínter uretral (como si aguantaras la orina), y vaginal (como si retuvieras un tampón). Realiza cada uno unas 10 veces y repite el ejercicio entre 3 y 4 veces al día.

Evita molestias. Como explica la fisioterapeuta Ixchel Montserrat Raich, la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) “mejora el tono de la faja abdominal y el suelo pélvico, además la postura redefine la cintura y mejora la función sexual. Otros ejercicios abdominales dañan el suelo pélvico o solo trabajan la fuerza, pero no protegen frente a un esfuerzo, tos o estornudo”.

3. Estreñimiento

¿Por qué ocurre? Las causas más comunes son una dieta pobre en fibra y el sedentarismo. Pero otros problemas como las hemorroides o incluso el cáncer pueden estar detrás del estreñimiento.

¿Qué puedes hacer? Evita los alimentos que dificulten el tránsito: el azúcar, los refinados como la harina o el arroz blanco, o consumir mucha carne. Inclínate por la comida integral y aumenta el consumo de legumbres, frutas y verduras.

Más magnesio. Vigila el aporte de magnesio de tu dieta, ya que este mineral ayuda a ablandar las heces y facilita su evacuación. Las verduras de hoja verde, las alcachofas y los frutos secos lo contienen.

También te ayudará... El agua, ya que es otro ingrediente indispensable para combatir el estreñimiento. No esperes a tener sed y bebe abundantes líquidos todo el día. El ejercicio físico también debe formar parte de tu rutina diaria. Evita tomar laxantes si no te los prescribe un médico.

¿Cuándo debo consultar al médico? Si haces menos de tres deposiciones a la semana y si aparece de repente sin una causa que lo justifique, como las vacaciones.

4. Esos granitos molestos

¿Por qué ocurre? Las hormonas, el estrés, cremas excesivamente grasas, no retirar el maquillaje o no mantener una buena higiene pueden estar detrás de acné, puntos negros o quistes de milium.

Si es por acné. Pide cita al dermatólogo porque puedes necesitar tratamiento en crema y farmacológico. En casa, limpia la piel con suavidad, utiliza agua micelar, y cosméticos no comedogénicos.

Controlar los puntos negros. Se forman porque los poros se obstruyen por la suciedad. Limpia el rostro al menos dos veces al día y retira el maquillaje con leches desmaquillantes de alta tolerancia.

Evitar los puntitos blancos. Se forman por la obstrucción de queratina y también se pueden prevenir con una buena higiene y exfoliación una vez a la semana.

Y sobre todo, ríete mucho. Con el estrés se libera adrenalina y más grasa cutánea, y aumenta la posibilidad de que se obstruyan los poros. La histamina, que también se libera con los nervios, puede producir eccemas y urticaria. La Universidad de Kansas (EE. UU.) señala que la risa, aunque sea forzada, aleja el estrés.

5. Falta de deseo sexual

¿Cuándo ocurre? Fisiológicamente, sientes deseo sexual gracias a los estrógenos y la testosterona. Si los niveles son bajos, se puede experimentar una falta de deseo. Algunos medicamentos, experiencias traumáticas o dolor en el coito también pueden provocarlo.

¿Qué puedes hacer? Si la causa es el dolor durante el coito, acude a tu médico para que averigüe qué lo produce, por ejemplo, si es endometriosis, o sea, un crecimiento anormal del tejido que recubre el útero. Si es por falta de lubricación, recurre a productos que simulan el flujo vaginal para evitar que la penetración sea dolorosa.

Tiempo para la intimidad. La comunicación con tu pareja es esencial para que ambos podáis disfrutar de una vida sexual plena. La rutina y el estrés disminuyen el deseo. Reservaos unas horas para la intimidad y no esperéis a que surja espontáneamente.

6. Exceso de sudor

¿Por qué ocurre? Un 3% de la población suda incluso cuando el cuerpo no necesita refrigerarse, o lo hace excesivamente por una respuesta exagerada del sistema nervioso vegetativo. Este problema se llama hiperhidrosis y se refleja sobre todo en axilas, manos, pies y en el rostro.

¿Qué puedes hacer? Mantén una buena higiene para evitar que las bacterias, las causantes del mal olor, proliferen. Lleva ropa de algodón o lino. Intenta evitar el estrés controlando la respiración y con la dieta. Reduce el consumo de azúcar, bebidas estimulantes y comidas picantes, y toma una infusión de salvia para disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas.

¿Cuándo acudir al médico? Si lo anterior no funciona, acude cuanto antes. Con inyecciones de bótox se controla la hiperhidrosis durante medio año. La cirugía es definitiva y no requiere ingreso hospitalario.

7. Sofocos

¿Por qué ocurren? Con la fluctuación hormonal que se da en la menopausia, aparecen estos episodios que se caracterizan por un calor repentino e intenso en cara y cuello.

¿Qué puedes hacer? Vístete con tejidos naturales y lleva varias capas. Evita los alimentos picantes y el alcohol. La Sociedad Norteamericana de Menopausia también recomienda las técnicas de relajación, como la meditación o el yoga.

¿Qué puede hacer el médico? Puede valorar un tratamiento hormonal. Algunos fármacos antidepresivos también pueden funcionar. Consúltaselo.

8. Gases

¿Por qué se producen? En general, los gases son los causantes de la molesta hinchazón en el vientre. Se producen por comer rápido, por el estrés, por una mala digestión, por consumir alimentos flatulentos (col, legumbres...), debido al estreñimiento, que produce una mayor putrefacción, o por tragar aire al masticar.

¿Qué puedes hacer? Mastica despacio y come con calma. Toma infusiones de anís o hinojo, alcachofa o cardo mariano. Los probióticos equilibran la flora intestinal y así se digieren mejor los alimentos. Se encuentran en el yogur, aunque también puedes tomarlos en cápsulas, polvos o viales.

¿Debo ir al médico? Sí, si tienes dolor abdominal, diarrea, heces con sangre, sangrados entre reglas o cansancio inexplicable.

9. Pechos asimétricos

¿Por qué ocurre? Todas tenemos un pecho más grande que el otro. Pero en algunas mujeres la diferencia es notable, y la copa de ambos varía y es difícil encontrar un sujetador adecuado. La asimetría puede deberse a la presencia de quistes benignos, al embarazo, a un crecimiento excesivo de tejido, cáncer de mama o por un problema embrionario.

¿Qué puedo hacer? Juega con los tirantes del sujetador y tensa el del pecho más grande. Si no es suficiente, acude a una corsetería y pide sujetadores con relleno extraíble. También venden rellenos o push-up que mejorarán la diferencia. Si es muy grave y te genera mucha preocupación estética, puedes plantearte una cirugía reconstructiva.

Relacionados

Loading...