Salud

Desigualdades e injusticias

Prevenir el cáncer de colon puede depender de dónde vives

Si no eres vasco, navarro, riojano o valenciano tienes más posibilidades de morir por cáncer de colon. Muertes que se podrían evitar con una sencilla (y barata) prueba, pero no todo el mundo tiene el mismo acceso a ella.

prevenir cancer colon

Cada año en España más de 13.000 personas mueren por cáncer de colon. Un tumor que afecta a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres menores de 74 años y que en un 90% de los casos se puede curar si se detecta a tiempo.

España, una excepción en Europa

Las cifras de fallecimientos por cáncer en Europa, a pesar de ser elevadas, son positivas ya que desde el 2012 ha descendido un 10,3% la mortalidad por cáncer en hombres y un 5% en el caso de las mujeres. Y entre estos datos destaca significamente el de reducción de la mortalidad por cáncer de colon –el segundo más mortal tras el de pulmón– en toda Europa… con dos excepciones, Polonia y España.

Una posible explicación a estos datos

En nuestro país 8 millones de personas no pueden reducir su riesgo de muerte a causa de este cáncer que, como vemos, tiene buen pronóstico si se diagnostica pronto, porque en su comunidad autónoma no está implantado un programa de detección precoz del mismo o porque este es insuficiente, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Este programa consiste en un test de sangre oculta en las heces que se hace a partir de los 50 años, teniendo en cuenta que un 90% de estos tumores se diagnostica a partir de esta edad.

Solo un 20% de españoles están protegidos

Desde 2013, todas las comunidades están obligadas a implantar este programa en la población de riesgo. Pero la realidad es que no todas cuentan con él. Según la AECC, a día de hoy solo en 4 comunidades autónomas (Pais Vasco, La Rioja, Navarra y Comunidad Valenciana) tienen el 100% de cobertura en los programas de cribado.

En el 2014, había 10 que sí tenían un programa de cribado: Murcia, Euskadi, Cantabria, Canarias, La Rioja, Comunidad Valenciana, Catalunya, Aragón, Navarra y Galicia. Dos en las que el programa estaba en fase de pilotaje, que eran Extremadura y Baleares; y dos con compromiso de desarrollar el pilotaje, Andalucía y Madrid. Mientras que Castilla La Mancha no tenía programa.

Pero incluso en las comunidades donde estaba implantado las coberturas eran muy distintas. Por ejemplo, en Euskadi en el 2014 ya había casi un 100% de cobertura, mientras que en Galicia esta era de un 7,4%.

31 de marzo, una fecha para tomar conciencia

Para concienciar sobre el cáncer de colon, cada 31 de marzo se celebra el Día para la Prevención del Cáncer de Colon. Por ello, la Asociación Española Contra el Cáncer llevará a cabo diversas acciones en Madrid para insistir sobre la importancia de prevenir y la necesidad de que haya un diagnóstico precoz de esta enfermedad. En Barcelona, el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto de Barcelona organiza la jornada “Actuamos para la prevención“, a la que se puede asistir de forma gratuita previa inscripción.

¿Qué es el cáncer de colon?

El cáncer colorrectal (CCR) es una enfermedad tumoral que se ocasiona en el intestino grueso y el recto. Un cáncer que afecta a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años. Pero que el 90% de los casos que se detectan a tiempo consigue curarse.

Toma la iniciativa

Si no quieres esperar a cumplir los 50 años o si en tu comunidad no hay programas preventivos es posible pedir que te hagan un test de sangre oculta en las heces. Según la AECC, solo cuesta 2€ a través de la Seguridad Social, pero si no tienes antecedentes familiares, puede que no te lo hagan. En consulta privada puede costarte entre 25 y 100€. Para hacértelo, acude a un laboratorio de análisis clínico y sigue las instrucciones para tomar la muestra, que podrás realizar en tu casa. Ten la precaución de no comer carne roja, ni frutas o verduras crudas los dos días antes de tomar la muestra.

Cada vez hay más casos en España, ¿por qué?

1. Abandono de la dieta mediterránea. La alimentación actual tiende a incorporar más carne y alimentos procesados, abandonando los principios de la dieta mediterránea, que es rica en fruta, verdura y legumbres, y que asegura un aporte suficiente de fibra. Y es que un estudio del Polyp Prevention Trial ha constatado que una dieta rica en fibra reduce en un 35% la posibilidad de que aparezcan pólipos. Además, dar preferencia a la proteína vegetal (legumbres) sobre la animal (carne) hace que se consuma menos grasa y la recomendación de la AECC es que esta no sobrepase el 30% de la energía total aportada por la alimentación. Una alimentación saludable es mucho más eficaz para prevenir el cáncer de lo que piensas.

2. Miedo a hacernos pruebas médicas. También las mujeres debemos acostumbrarnos a visitar al digestólogo una vez al año a partir de los 50 para someternos a un tacto rectal y a una prueba para detectar sangre oculta en las heces de forma rutinaria. Pero si ya hay reticencia a visitar anualmente al ginecólogo, la consulta al digestólogo o al urólogo en el caso de los hombres es aún menos frecuente.

3. Mayores tasas de obesidad. La obesidad en nuestro país afecta al 16,6% de la población, según un estudio realizado en el 2012 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. ¿Por qué es un riesgo? El tejido graso, sobre todo el que se concentra en la barriga, entorpece el funcionamiento de los pliegues del intestino y esto implica retención de residuos tóxicos en el cuerpo, lo que puede llevar a desarrollar un cáncer.

Actualizado el

Relacionados

Loading...