Salud

Si has bebido demasiado...

Cómo quitar la resaca y recuperarte en tiempo récord

Te has pasado empinando el codo y no sabes cómo recuperarte de esa resaca que te acompaña. Sigue estos consejos y acaba con el malestar, el dolor de cabeza y el mal humor.

Beber agua

Beber agua

Si ayer decías aquello de “el agua para los peces”, hoy será tu gran aliada. Beber alcohol deshidrata, y lo que nuestro cuerpo necesita al día siguiente es una dosis extra de hidratación. Toma agua nada más levantarte y sigue haciéndolo a lo largo del día.

1 / 10

Y también bebidas isotónicas

Y también bebidas isotónicas

Útiles también cuando tenemos dolor de barriga, las bebidas isotónicas suponen un chute de minerales para nuestro cuerpo. Son un buen complemento al agua, y así también varías. Tu cuerpo necesita recuperar el equilibrio y cualquier ayuda es buena.

2 / 10

Vuelve a dormir

Vuelve a dormir

Si cuando te despiertas notas que tus neuronas están bailando la Lambada en tu cabeza, vuelve a dormirte. Relájate, date media vuelta e intenta dormir de nuevo. Un buen descanso ayuda a tu musculatura a recuperarse, mejora tu humor y tu aspecto físico, te ayuda a rendir más y a prevenir enfermedades.

 

Descubre nuestros 8 trucos infalibles para dormir mejor.

3 / 10

Vitamina C a raudales

Vitamina C a raudales

Tomar alimentos ricos en vitamina C ayudará a nuestro cuerpo a recuperarse más rápido de la resaca. ¿Por qué? Muy sencillo, la vitamina C tiene propiedades antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres que se liberan cuando nuestro organismo “se está desintoxicando”. Además, ayuda al hígado a metabolizar el alcohol, así que lo eliminaremos antes. Date un "atracón" de naranjas, kiwis, frutos del bosque...

 

No te pierdas los alimentos con más vitamina C.

4 / 10

Vitamina B12

Vitamina B12

Esta vitamina ayuda a eliminar más rápidamente el alcohol de tu cuerpo a través de la orina. Tanto si ya estás de resaca como si crees que hoy vas a tomar una copa de más, incluye alimentos como huevos, lácteos, carne o pescado en tu menú. Son ricos en vitamina B12 y te ayudarán a superar “el día siguiente”.

5 / 10

Evita comer guarrerías

Evita comer guarrerías

No sabemos por qué, pero cuando nos levantamos después de una noche de copas, nada nos apetece más que fast food o alimentos que normalmente no tomaríamos. Pizza, hamburguesas, patatas fritas, chucherías, bollería… Evita caer en la tentación y opta por un menú más saludable que incluya verduras, huevos, lácteos, pasta o fruta. Te ayudarán más a recuperarte porque te llenarán de vitaminas y minerales.

6 / 10

Haz deporte (sin pasarte)

Haz deporte (sin pasarte)

No te decimos que después de un día de juerga te líes a hacer un maratón. Pero tampoco te recomendamos que te quedes todo el día en casa compadeciéndote de ti misma. Cuando veas que ya empiezas a recuperarte, cálzate tus zapatillas y sal a la calle. Caminar a paso ligero te ayudará a mejorar tu humor y conseguirá que te actives. Si no quieres salir, practica algo de yoga, pilates o estiramientos.

7 / 10

Una buena ducha

Una buena ducha

Otro clásico. Una buena ducha de agua templada conseguirá sacarte del planeta resaca. Te sentirás mejor, más limpia y, además, el vapor que se desprende te ayudará a aliviar el dolor de cabeza.

8 / 10

Evita el café

Evita el café

El café es diurético y lo único que hará es deshidratarte aún más. Por otro lado, es un estimulante gástrico, así que en lugar de “asentar” tu estómago, hará que te sientas removida. Si te apetece una bebida caliente, opta por el té o un caldo de verduras. Deja el café para el día siguiente, tu cuerpo te lo agradecerá.

9 / 10

Analgésicos

Analgésicos

Y por último, el clásico entre los clásicos, el ibuprofeno. Si ninguno de los remedios anteriores te funciona, siempre puedes recurrir a un antiinflamatorio para acabar con el dolor de cabeza. Por el contrario, evita el paracetamol. Este medicamento hace que tu hígado trabaje más y, en días de resaca, ya está haciendo un esfuerzo extra para eliminar las toxinas del cuerpo, por lo que mejor no saturarlo.

10 / 10

1 /10

“Hoy salimos de relax. La última y nos vamos. Unos chupitos y ya. Te quiero mucho. Pero mucho. (Lloros), (más lloros), (abrazos). No vuelvo a beber nunca más”.

¿Cuántas veces habrás pensado y/o dicho estas frases? Lo que en principio parecía ser una noche tranquila, termina en una bacanal de alcohol, bailoteos y trasnoche. No te preocupes, no estás sola, a todas nos ha pasado.

Tras una dura semana de zumba, spinning, sentadillas, cross fit, verduras, pollo, lechuga, yogur desnatado, té verde, más lechuga... y después de tu jornada laboral, por fin llega el fin de semana. Te dejas llevar por la euforia que supone tener 2 días libres (2 y medio, si eres afortunada) por delante y te desatas. Preparas tu look a conciencia, eliges el restaurante para cenar y te reúnes con tus amigas a una hora decente.

Dudáis entre elegir la parrillada de verduras o la hamburguesa de Kobe. Obviamente elegís la segunda opción, sin pan ni salsa pero con un poco de cebolla, queso y beicon. Hay que portarse bien, pero os lo habéis ganado. Después de 3 botellas de vino, varios abrazos, besos y gritos, salís camino del club, y mientras luchas por mantener la entereza, te das cuenta de que sí deberías haberte comido el pan de la hamburguesa y algo más para tener "colchón".

Se os va de las manos y acabas llegando a casa cuando sale el sol, al más puro estilo Resacón en Las Vegas. Al día siguiente, al abrir un ojo decides que ya no vuelves a beber nunca más. NUNCA MÁS.

Porque trabajamos por el bien común de nuestras lectoras, en nuestra galería encontrarás algunos remedios y consejos que te ayudarán a recuperarte de la temida resaca. Eso sí, como diría la abuela, el que no quiera polvo, que no vaya a la era.

Si has tenido resaca alguna vez, ¿cuál es el remedio que mejor te ha funcionado?

Relacionados

Loading...