Salud

No estés incómoda

Cómo dejar de sudar en exceso

Con las altas temperaturas del verano, tendemos a sudar mucho más e incluso a desprender un olor fuerte. Te contamos cómo puedes dejar de preocuparte por el sudor con unos sencillos trucos.

evitar sudar

No nos gusta sudar, y mucho menos si el sudor nos hace oler mal. Pero por mucho que nos cueste aceptarlo, sudar es necesario. Es una función natural que se activa cuando sube la temperatura de nuestro cuerpo. El cerebro envía señales a las glándulas sudoríparas para que suden y regulen así la temperatura.

¿Cómo puedo sudar menos?

  1. Menos grasas. Una de las causas de la sudoración es la acumulación de grasas y la alta disponibilidad de combustible en el cuerpo. Para evitarlo, modera el consumo de alimentos grasos como el chocolate, la mantequilla, los embutidos, el queso...
  2. Los nervios influyen. Cuando sientes ansiedad o vives un momento de tensión, se acelera tu respiración y tu ritmo cardíaco. El mayor bombeo de sangre, la mayor oxigenación y un mayor consumo de energía traen como resultado un aumento del calor y de la sudoración. Procura estar tranquila y realizar técnicas de relajación, ya que te puede ayudar a estar menos estresada y, por lo tanto, a sudar menos.
  3. Ropa adecuada. Las prendas fabricadas con fibras sintéticas –y ajustadas a las axilas– hacen sudar más. Para evitarlo, lo más recomendable es usar ropa de algodón o de lino holgada para que la piel transpire y el sudor se evapore de forma natural.
  4. Bebe agua. De hecho, si no bebes suficiente, el organismo no puede refrigerarse, por lo que tu cuerpo sudará para intentar descender la temperatura corporal.
  5. Cuidado con el picante. La capsaicina del picante activa los sensores térmicos de la boca haciendo creer al cuerpo que nos estamos calentando. Si quieres evitar el sudor, no tomes alimentos muy picantes.
  6. Salvia. Toma una infusión de salvia para disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas.
  7. Depilación. El sudor (formado en un 99% por agua) no tiene olor cuando se segrega. Son las bacterias de la piel las que lo descomponen. Para evitar el olor desagradable, mantén las zonas con vello bien depiladas, ya que el pelo “esconde” las bacterias.

También puedes reducir la sudoración evitando algunos alimentos como la cafeína, el alcohol, las comidas grasas, la comida picante o el azúcar.

¿Desodorante o antitranspirante?

Conviene diferenciarlos porque tienen una utilidad distinta, aunque algunos productos combinan las dos acciones.

  • El desodorante. Es lo más utilizado. Su función es reducir el crecimiento de las bacterias y ayudar a neutralizar el mal olor. Las fórmulas más avanzadas permiten, además, que disminuya la humedad de la piel.
  • El antitranspirante. Para los casos en los que la sudoración de la axila es excesiva, se usa este producto, que cierra los poros y bloquea la secreción del sudor.

Los componentes de los desodorantes

  • Antisépticos. Frenan el crecimiento de las bacterias, responsables de la descomposición del sudor y el mal olor. No las eliminan totalmente para respetar el equilibrio de la flora cutánea. Pueden tener origen sintético (triclosán) o natural (plata coloidal, farnesol).
  • Neutralizantes del olor. Desactivan las enzimas bacterianas, lo que reduce el mal olor. Los más usados son el azúcar trehalosa, los citratos y las sales de zinc.
  • Antioxidantes. Como el tocoferol, frenan la oxidación del sudor en contacto con el aire, evitando la aparición del olor desagradable.
  • Absorbentes de la humedad. Son de origen mineral, como el talco, el caolín y el perlite.
  • Hidratantes y calmantes. Entre ellos, glicerina y bisabolol.
  • Antitranspirantes. Si el producto tiene esta acción, los más frecuentes son las sales de aluminio y de zirconio. Ambas son bien toleradas por las pieles sensibles.
  • Otras sustancias. Siliconas, que mejoran el deslizamiento del roll-on y aceleran el secado.

Cómo evitar sudar en las manos

Además de las axilas, el canalillo o la nuca, una de las zonas más incómodas por donde muchas personas suelen transpirar es por las manos. Esto crea un desagradable efecto de manos húmedas. Si el problema es puntual, aplica polvos de talco en las palmas.

Si el problema es constante, recurre a una loción antitranspirante: antes de acostarte, lava y seca muy bien las manos, aplica la loción y déjala toda la noche, ya que es el momento en que la producción de sudor es más baja y el producto penetra mejor en los poros. A la mañana siguiente, lávate muy bien las manos. Repite 4 noches seguidas y notarás que el sudor disminuye. Para mantener los resultados, espacia el tratamiento a 2 veces por semana.



Cómo evitar sudar en los pies

Hay algunas personas que se ven afectadas por un sudor excesivo y mal olor en los pies. Para combatirlo, lávalos a diario y usa un antitranspirante, de esta manera disminuirá la secreción de sudor . Además, contiene antisépticos que destruyen las bacterias que lo descomponen. Ponlo también en el interior de los zapatos.

Tratamientos médicos contra el sudor

​Si las técnicas descritas anteriormente no funcionan, acude al médico. Con inyecciones de bótox se puede controlar la hiperhidrosis durante medio año. La cirugía es definitiva y no requiere ingreso hospitalario.

  • El láser. Con un punto de anestesia local y una incisión de 2 mm, se destruyen selectivamente las glándulas sudoríparas que segregan en exceso. En una semana, la sudoración disminuye un 80%.
  • La toxina botulínica. El bótox se pincha en las glándulas axilares. Al ser las que producen el sudor, se inhiben los impulsos neurológicos que lo estimulan y se reduce la secreción hasta un 80%. Los efectos se notan en 24-48 horas.
  • Medicamentos. Ciertas medicinas pueden prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas. Estas se recetan para ciertos tipos de hiperhidrosis, como la sudoración excesiva en el rostro. Los fármacos tienen efectos secundarios y no son adecuadas para todas las personas.
  • Iontoforesis. Este procedimiento, más efectivo para la sudoración de las manos y de los pies, utiliza electricidad para desactivar temporalmente las glándulas sudoríparas. Las manos o los pies se meten en agua y luego se pasa una corriente eléctrica suave a través de esta. La electricidad se incrementa gradualmente hasta que el paciente sienta una ligera sensación de hormigueo.
  • Simpatectomía torácica endoscópica (STE). En algunos casos graves, un procedimiento quirúrgico poco invasivo llamado simpatectomía se puede recomendar si otros tratamientos no han funcionado.

¿Qué es la hiperhidrosis?

Un 3% de la población suda incluso cuando el cuerpo no necesita refrigerarse, o lo hace excesivamente por una respuesta exagerada del sistema nervioso vegetativo. Este problema se llama hiperhidrosis y se refleja sobre todo en axilas, manos, pies y en el rostro.

En estos casos, el sudor también se produce por factores psicológicos y tiene que ver con la confianza y la autoestima. Situaciones o circunstancias que nos generan un gran estrés emocional pueden desencadenar que, ante el más mínimo estímulo, una persona con hiperhidrosis aumente su temperatura corporal y comience a sudar.

Relacionados

Loading...