Salud

Los mejores remedios

Adiós al resfriado en 24 horas

Malestar general, dolor de cabeza, fiebre,... Te contamos los secretos para superar el catarro lo más rápido posible.

chica invierno taza como curar resfriado rapido

Cuando llega esta época del año es muy común coger un resfriado. Los cambios de temperatura, la lluvia y el frío son factores clave que nos exponen aún más al odioso catarro y sus consecuencias.

Malestar general, dolor de cabeza o fiebre son solo algunos de los síntomas del resfriado. Por eso, hemos elaborado una guía con los mejores remedios para decirle adiós al resfriado en un día y que no sea un impedimento para disfrutar de un estupendo día.

Por la mañana

  • Quedarse en casa. De esta forma, no solo te curarás más rápido, sino que también evitarás contagiar a los demás. En caso de tener alguna enfermedad cardiorrespiratoria crónica (como la EPOC) es aún más importante.
  • Tomar una ducha caliente. El vapor del agua caliente te ayudará a expulsar la mucosidad y reducir la congestión nasal. Procura inhalar el vapor lentamente y después intenta toser o sonarte para liberar tus vías respiratorias. Según algunos expertos del Centro del Resfriado Común de Cardiff (Reino Unido) meterse 20 minutos en una bañera con agua caliente activa tus defensas y puede frenar el avance del virus en la nariz.
  • Beber zumo de naranja. La vitamina C protege las mucosas de nariz, faringe y laringe, evitando que se inflamen y produzcan más mucosidad. Además, la vitamina C que encuentras en la naranja o el kiwi puede acortar un día la duración del constipado pues son alimentos que disminuyen la mucosidad. Aquí puedes encontrar más alimentos con vitamina C.
  • Combinar própolis y equinácea. El própolis te ayudará con el dolor de garganta gracias a sus propiedades antivirales y antiinflamatorias. La equinácea por su parte potenciará las defensas del cuerpo para combatir el virus y las bacterias.
  • Pañuelos de un solo uso. Aunque te parezca que se puede reaprovechar una vez más, evita volver a tocar un pañuelo ya usado con las manos. De esta forma, según afirman los expertos evitarás ir recontagiándote.

Por la tarde

  • Beber mucha agua. Estar bien hidratada puede ser clave para eliminar la mucosidad, aliviar el dolor de garganta y reponer los líquidos que haya podido perder tu cuerpo si tienes fiebre. Es importante evitar el alcohol, porque deshidrata y podría dificultar tu proceso de recuperación.
  • Dejar los antibióticos en el botiquín. Aunque te encuentres fatal y tengas unas décimas de fiebre, evita tomar antibióticos a menos que el médico te los recete. Este medicamento puede debilitar tu sistema inmune y agravar los síntomas del resfriado. En caso de fiebre es mejor tomar analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol.
  • Comer alimentos calientes. Intenta tomar zumos, verduras o caldos, sobre todo de pollo ya que según un estudio de la Universidad de Nabraska (EE.UU) reduce la inflamación de las mucosas de la nariz, la garganta y los pulmones, aliviando los síntomas del resfriado.
  • Hacer ejercicio suave. ¿Sabías que el deporte puede ayudar a que te recuperes más rápido del resfriado? Así lo asegura el neumólogo Eusebi Chiner, que explica que “no hace falta que se practique ejercicio extenuante, sino que puede ser un deporte suave. De esa forma estimularás las defensas de tu organismo”. Puedes, por ejemplo, hacer unos estiramientos suaves en casa.
  • Usar agua de mar para despejarte. Abre tus fosas nasales con agua de mar o suero fisiológico. Echa la cabeza ligeramente hacia atrás, tápate uno de los orificios de la nariz e inspira fuertemente por el otro mientras viertes el agua o el suero. La mucosidad bajará hasta tu garganta y será mucho más fácil expulsarla. Si no quieres gastar dinero, la Asociación Española de Fisioterapeutas propone una solución casera: mezcla una cucharadita de sal por litro de agua.

Por la noche

  • Reír con tu serie favorita. Estar un rato entretenida enfrente de la televisión podría echar una mano a tu sistema inmunitario. Según la Sociedad Española de Neurología, la risa beneficia tu salud mental y física, fortaleciendo tus defensas y aumentado tu umbral del dolor.
  • Preparar la habitación. Mantén una buena humedad ambiental. Para ello, coloca un recipiente de agua cerca de una fuente de calor para que vaya desprendiendo vapor. Así conseguirás que desaparezca el aire seco que puede irritar tu nariz y tu garganta y aliviar la congestión.
  • Utilizar dos almohadas. Tener la cabeza ligeramente elevada mientras duermes puede ayudarte a respirar mejor. Lograrás que la mucosidad baje y no se acumule en tu nariz, pecho o garganta.
  • Hacer gárgaras. Es el típico remedio casero de la abuela pero funciona. Hacer gárgaras te servirá para aliviar la inflamación y el dolor de garganta y para expulsar la mucosidad.

Relacionados

Loading...