Salud

Presume de sonrisa

17 claves para tener la boca sana y evitar problemas

¿Sabes que si te pasas con la pasta de dientes puedes perjudicar tu higiene dental? Te damos las claves para conseguir una boca más sana y una sonrisa bella de verdad.

espejo. Valora el estado de tu limpieza

Valora el estado de tu limpieza

Para empezar, si no estás segura de estar cepillándote correctamente los dientes, puedes usar un detector de la placa bacteriana. Se disuelve dentro de la boca y deja marcadas las zonas donde hay placa depositada en los dientes y el cepillado es deficiente.

1 / 17

cepillo2. Escoge un buen cepillo

Escoge un buen cepillo

Usa un cepillo con cerdas de dureza media, cámbialo cada tres meses y evita utilizar los palillos para los dientes.

2 / 17

RISA. No abuses de colutorios

No abuses de colutorios

Los enjuagues bucales proporcionan una sensación de aliento fresco, pero no es recomendable su uso diario. Algunos contienen mucho alcohol, lo que reseca la boca.

3 / 17

cepillo1. No te pases con la pasta de dientes

No te pases con la pasta de dientes

Abusar de ella puede ser perjudicial para tu boca. La espuma que se genera te impedirá ver bien por dónde pasas el cepillo, haciendo que tu higiene no sea tan completa.

4 / 17

cepillo3. Protege tus encías

Protege tus encías

Un buen cepillado debe limpiar tanto dientes como encías. Para ello, presiona el cepillo entre la encía y el diente manteniéndolo ligeramente inclinado y realiza movimientos circulares.

5 / 17

boca. No olvides la lengua

No olvides la lengua

Cepillarla también es importante. Usa tu cepillo habitual (mejor sin pasta) para hacer un barrido suave por toda la lengua y los carrillos cada vez que te limpies los dientes.

6 / 17

hilodental. Insiste entre los dientes

Insiste entre los dientes

Es donde se acumula mayor cantidad de sarro y de restos de comida. Para asegurarte de que se limpia bien, puedes usar hilo dental o un cepillo interproximal.

7 / 17

cepillo. El irrigador: la ducha de tu boca

El irrigador: la ducha de tu boca

La guinda de una buena higiene bucal es la versión doméstica del irrigador del dentista, que expulsa un chorro de agua entre los dientes y encías. Úsalo después de tu rutina normal de cepillado: el irrigador terminará de eliminar cualquier resto de comida y sarro.

8 / 17

galletas. La dieta sí importa

La dieta sí importa

Si sigues una dieta equilibrada podrás evitar que te salgan caries, así como el deterioro de las encías. Recuerda que los alimentos ricos en carbohidratos, azúcares y almidones producen una mayor cantidad de ácidos que pueden destruir el esmalte.

9 / 17

dulces. Ojo con los azúcares

Ojo con los azúcares

Los azúcares que por elaboración tienen un sabor más dulce son los mayores productores de caries. Los más dañinos son los azúcares en forma líquida o viscosos, como las gelatinas, las golosinas, o los caramelos.

10 / 17

dientes. Actúa rápido

Actúa rápido

Si tomas azúcar, lo más importante es que te limpies los dientes en la siguiente media hora, que es el tiempo que tarda el azúcar en depositarse en el esmalte y facilitar la proliferación de bacterias y las caries.

11 / 17

chicles. Chicles sin azúcar

Chicles sin azúcar

Masticar chicles o caramelos sin azúcar y con xilitol limpia y estimula la producción de saliva, un gran antibacteriano natural para tu boca.

12 / 17

dientes2. Si llevas ortodoncia, más precaución

Si llevas ortodoncia, más precaución

Tu higiene debe ser todavía más exhaustiva, porque los brackets se "quedan" la comida, haciendo que eliminarla sea más difícil. Insiste en la limpieza diente por diente y pon especial atención en la zona entre la encía y el bracket.

13 / 17

comer. ¿Te notas la boca seca?

¿Te notas la boca seca?

La saliva es una defensa natural frente a las caries, pues diluye y elimina los azúcares y mantiene constante el pH de la boca. Si no hay una patología de base puedes usar sprays de saliva artificial.

14 / 17

boli. No muerdas los bolígrafos...

No muerdas los bolígrafos...

Mordisquear un bolígrafo, morderte las uñas o abrir recipientes con los dientes son hábitos "inofensivos" que, sin embargo, pueden ablandar el esmalte.

15 / 17

sonreir. ¿Te duele al bostezar?

¿Te duele al bostezar?

¿O te levantas con la mandíbula cansada? Entonces es posible que padezcas bruxismo, una acción inconsciente de apretar los dientes que padecen el 70% de los adultos. Para combatirlo, necesitas una férula y controlar el estrés.

16 / 17

dentista. Piérdele el miedo al dentista

Piérdele el miedo al dentista

Es importante que, para mantener una buena salud bucal, acudas mínimo una vez al año al odontólogo, aunque creas que no hay nada de qué preocuparse.

17 / 17

1 /17

Sigues una dieta mediterránea, haces ejercicio, pero... ¿te cepillas los dientes después de comer? Este gesto es mucho más importante para tu salud de lo que imaginas. Por eso, es fundamental lavarse los dientes tres veces al día, después de las comidas, y acudir al dentista para una revisión y limpieza una vez al año.

La salud de la boca está muy relacionada con la salud general de nuestro cuerpo. Cualquier foco de problemas en la boca (desde caries a amalgamas) tiene una influencia directa sobre nuestra salud y hay varias patologías relacionadas con el estado de nuestra boca. Por eso, es esencial seguir una adecuada higiene bucodental.

Revisa nuestra galería para conocer sencillos consejos que te ayudarán a mantener tu boca en buen estado.

Tu boca, entrada de bacterias

En la boca hay cientos de bacterias que pueden viajar al resto del cuerpo y provocar enfermedades. Los pacientes con algún tipo de enfermedad en las encías corren un riesgo entre un 25% y un 50% mayor de presentar problemas cardiacos.

¿Cómo saber si tengo una infección?

  • Si te sangran las encías es señal de alarma. Sospecha que la causa puede ser una inflamación de las encías (gingivitis), producida por las bacterias de la placa dental. La gingivitis puede afectar a los tejidos que sujetan los dientes, inflamándolos. El sangrado, además, puede ir acompañado del enrojecimiento de la zona, de mal aliento o de sensibilidad dental.
  • Más frecuente de lo que crees. Aproximadamente, el 50% de los adultos a partir de los 35 años padece este trastorno en mayor o menor grado.
  • Que no duela no significa nada. En los estados iniciales de muchas enfermedades de las encías, la infección puede pasar desapercibida, sin síntomas evidentes y con cambios mínimos. Por eso, es importante que una vez al año vayas al dentista.
  • Periodontitis. Si no se trata la gingivitis, esta puede complicarse y derivar en periodontitis. Esta infección es la causa del 70% de las pérdidas de dientes en personas de más de 40 años.

Relacionados

Loading...