Salud

Estate alerta

El cloro de la piscina, ¿es malo para la salud?

Si cuando te metes en una piscina se te ponen los ojos rojos, la solución no es bajar el nivel del cloro, sino ser más precavida. Te contamos cómo disfrutar de la piscina sin problemas.

piscina6. El cloro no te provoca el picor

El cloro no te provoca el picor

A no ser que sufras alergia al cloro, este no es el que te irrita los ojos. En realidad, el cloro te protege de los gérmenes que hay en el agua, por lo que es un aliado para tu salud.

1 / 10

piscina4. El problema son los cosméticos

El problema son los cosméticos

Muchos bañistas se meten en la piscina embadurnados en productos cosméticos como cremas o aceites solares, lo que contamina el agua.

2 / 10

piscina3. Pero la causa principal es la orina

Pero la causa principal es la orina

El sudor y, sobre todo, la orina son los causantes de la irritación de ojos. La orina tiene nitrógeno, que reacciona con el cloro y se transforma en cloramina, que es un irritante.

3 / 10

piscina5. Si huele fuerte a cloro...

Si huele fuerte a cloro...

No te metas en el agua. Eso es que ha habido mucha gente usando la piscina como baño. Y es esto lo que provoca la irritación de ojos. Mejor que en este caso optes por ir a bañarte al mar, si es que tienes esa opción.

4 / 10

piscina. El cloro no tiene superpoderes

El cloro no tiene superpoderes

Si hay demasiada suciedad en el agua, el cloro no podrá combatir todos los gérmenes y, por muy alta que sea su concentración, el agua de la piscina dañará tu salud.

5 / 10

piscina7. ¿Qué puedes hacer tú?

¿Qué puedes hacer tú?

Recuerda ir al baño antes de meterte en la piscina (el contacto con el agua fría siempre da más ganas de orinar).

 

6 / 10

ducha. Date una buena ducha

Date una buena ducha

Antes de meterte en la piscina y también al salir, acuérdate de ducharte para eliminar sudor y residuos de la piel.

7 / 10

piscina2. Ojo con las aguadillas

Ojo con las aguadillas

Intenta no jugar en exceso con el agua y, sobre todo, no les hagas aguadillas a tus amigas, ya que si tragas agua de la piscina también estás tragando gérmenes.

8 / 10

gafas. Si te pican mucho los ojos, usa gafas

Si te pican mucho los ojos, usa gafas

Con las gafas de piscina podrás eliminar el problema de raíz, ya que evitarás casi por completo el contacto con el cloro. Recuerda que deben ir bien ajustadas para evitar que te entre agua.

9 / 10

crema. Hidrátate bien

Hidrátate bien

Después de un día en la piscina, recuerda hidratar bien tu pelo y tu piel para que no se resequen. Si ves que tu pelo se daña en exceso cuando vas a la piscina, puedes usar un gorro para evitar un contacto tan directo con el agua.

10 / 10

1 /10

Cómo nos gusta ir a la piscina en verano. Aprieta el calor y qué mejor que un baño fresquito en la piscina, seguido de una buena lectura en la tumbona, poniéndote bien morena. Pero a pesar de cuánto podemos disfrutar de ella, para muchas personas un día en la piscina acaba frecuentemente con irritación de los ojos.

¿Cuál es la causa de la irritación?

El cloro es un elemento químico que se utiliza para evitar la aparición de gérmenes en las zonas de baño. En concentraciones elevadas y en pieles susceptibles, puede ocasionar problemas y también fuerte irritación en los ojos.

De hecho, demasiado cloro en los ojos puede incluso llegar a provocar una conjuntivitis. Pero está comprobado que la culpa de la irritación no es solo del cloro, sino de la mezcla de esta sustancia con el sudor, la saliva y la orina de los bañistas. El nitrógeno de esos fluidos se mezcla con el cloro, formando un subproducto que se conoce como cloraminas, que son sustancias muy tóxicas que causan irritación.

Revisa nuestra galería para conocer bien las diversas causas de la irritación de tus ojos en la piscina y cómo prevenirla.

Si se te ponen los ojos rojos...

  • Usa gafas de baño. Te protegerán de irritantes como el cloro y contaminantes como virus y bacterias. Asegúrate de que se ajustan y sujetan bien a tu cabeza. Deben apretar para que no te entre agua. Pero no tienen que hacer daño ni dejar excesivas marcas.
  • Antes de saltar al agua, huele y observa. Si la piscina huele raro y se ve turbia, lo más probable es que tenga cloraminas.
  • Contribuye a la higiene de la piscina. Toma una ducha de uno o dos minutos antes de entrar al agua frotándote todo el cuerpo a conciencia.
  • No nades con lentillas. Usar lentillas en la piscina aumenta el riesgo de contraer una infección (si llevas gafas de natación, puede entrarte agua). Y si te las pones tras salir de la piscina, asegúrate de lavarte bien las manos antes de hacerlo.

Relacionados

Loading...