Salud

¡Buenas noticias!

Cáncer de mama: los últimos avances

Mejor diagnóstico, tratamientos más ajustados, más supervivencia, menos efectos secundarios… Te contamos cuáles son los últimos avances para que veas que hoy el cáncer de mama ya no es una sentencia de muerte.

avances cancer de mama

Un diagnóstico más fácil

La biopsia líquida es rápida y poco invasiva. Basta con una muestra de sangre para saber si hay cáncer. La biopsia tradicional, en cambio, analiza pequeñas muestras del tumor para evaluar si este tiene ciertas mutaciones genéticas. Esto permite conocer mejor el tumor y aplicar el tratamiento más adecuado desde el principio.

No todos los bultos son malos

Un bulto en el pecho no es sinónimo de cáncer de mama. No te alarmes, pero acude al médico. Los tumores benignos pueden manifestarse como un nódulo palpable, dolor, secreción por el pezón o cambios en la forma de la mama.

La causa más frecuente de lesiones benignas de la mama es la alteración fibroquística, que afecta a un 60% de las mujeres premenopáusicas. Si te has hecho una mamografía, te contamos cómo entenderla aquí.

La quimio, más precisa

La unión de quimioterapia e inmunoterapia permite dirigir la quimioterapia solo a las células cancerosas. Esto aumenta la supervivencia y reduce los efectos secundarios.

La radio, muy rápida

La braquiterapia consiste en la colocación de una fuente radioactiva dentro o muy cerca del tumor para destruir las células cancerígenas sin dañar tejidos u órganos cercanos. Dura cuatro días y los efectos secundarios son escasos, pero es igual de efectiva que la radioterapia tradicional en tasa de recaídas, curación y supervivencia.

La braquiterapia es igual de efectiva que la radioterapia tradicional en tasa de recaídas, curación y supervivencia

Es más fácil prevenir la metástasis

Las pruebas genómicas de los tumores proporcionan información valiosa sobre el pronóstico de cada paciente y su riesgo de recaída, lo que permite cambiar la decisión terapéutica inicial hasta en el 50% de los casos para dar con el tratamiento más preciso.

Estas pruebas ayudan a los médicos a identificar a las pacientes que pueden evitar la quimioterapia, ya que no tienen riesgo de recaída ni metástasis.

Hay más opciones de supervivencia

Aunque el cáncer de mama se haya extendido a otros órganos, no está todo perdido. Los tratamientos más innovadores (terapias diana, inhibidores de las ciclinas o tratamientos hormonales) aumentan la supervivencia con una buena calidad de vida.

La inmunoterapia estimula el sistema inmune para que luche contra el cáncer. Ha demostrado ser efectiva en melanoma y cáncer de pulmón y podría serlo en el cáncer de mama más agresivo.

Se hacen menos mastectomías

Actualmente se suele optar por una cirugía conservadora, que preserva la mama, antes que por una mastectomía. La cirugía conservadora de mama es una opción segura siempre que se puedan extraer completamente el tumor y los tejidos adyacentes, y se planee una radioterapia adecuada. El posoperatorio de la cirugía conservadora es más llevadero y tiene menos problemas que en la mastectomía. El impacto en la autoestima y la calidad de vida es menor que si hay que extirpar la mama.

En España se diagnostican unos 26.000 casos al año, según la AECC. Cerca del 90% de mujeres sobrevive

¿Embarazo y cáncer? Ya no hay aborto

Es sin duda uno de los últimos y más esperanzadores avances. Aunque el cáncer de seno durante el embarazo es poco común, hoy ya no es sinónimo de aborto. Un estudio llevado a cabo en el Vall d'Hebron Instituto de Oncología demuestra que el cáncer de mama se puede tratar durante el embarazo sin poner en riesgo el desarrollo del bebé.

El tratamiento es lo más parecido posible al de una paciente no embarazada: cirugía si fuera necesario, quimioterapia a partir del segundo trimestre. Se evitarían la radioterapia y los fármacos biológicos, que no se han estudiado en embarazadas.

¿Tienes casos en la familia?

Un test genético permite conocer con exactitud si se es portadora de las mutaciones BRCA1 y BRCA2. Estas mutaciones suponen tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama (65%) y de ovario (40%) que otras mujeres no portadoras de estas mutaciones.

Conocer la existencia de la mutación ayuda a decidir si se siguen controles frecuentes o se opta por someterse a una mastectomía profiláctica que, en estas mujeres, reduce el riesgo de cáncer de mama en un 90%. Esta última opción es la que tomó la actriz Angelina Jolie, cuya madre y tía habían muerto de cáncer de mama.

Relacionados

Loading...