Psicología

Mejora tu vida

Vence el estrés en 5 pasos (y ninguno es aprender meditación)

¿Te sientes superada y estresada? Seguramente necesites relajarte y que tu mente descanse. Te contamos cómo.

como vencer el estres rapido

Para poder cargar las pilas y rendir mejor es imprescindible desconectar. A veces, debido al ritmo de vida tan frenético que llevamos es difícil encontrar el momento idóneo para relajarse y descansar. Otras veces, nuestra propia forma de ser nos impide relajarnos con lo que al resto sí le relaja, por ejemplo, con la meditación, y necesitamos una manera de calmarnos más activa. Por eso te contamos 5 trucos que te ayudarán a vencer el estrés y a poder disfrutar más y mejor de tu día a día.

1. Ordenar "amuebla" tu cabeza

Está comprobado que un entorno ordenado y minimalista aumenta la productividad y disminuye el estrés. Ideologías orientales como el feng shui tienen cada día más adeptos. Este arte remarca la importancia del flujo de energías y te ayuda a organizar tu hogar con el fin de aprovechar al máximo las buenas vibraciones.

Lo que es cierto es que, cuando uno ordena su entorno, parece que también ordena sus ideas. Y si tu mente está en plena ebullición, ordenar tu casa, tu escritorio o el cajón de la ropa interior puede ser un buen comienzo para empezar a poner todo en su sitio dentro de tu cabeza.

2. Escribir un diario

Según un estudio publicado por la Universidad de Rochester (EE. UU.), escribir un diario es un buen remedio para vencer el estrés. Anotar tus preocupaciones, pensamientos y sentimientos te ayudará a ver tu vida con más perspectiva y a controlar el nivel de agobio. Eso sí, recuerda que el diario es un objeto muy personal, que solo leerás tú, por lo que intenta ser honesta contigo misma y sincerarte. Es la única forma de que el diario te aporte soluciones.

3. Respirar durante un minuto

Aunque parezca un gesto muy obvio y algo dicho hasta la saciedad, parar un minuto y respirar profundamente puede hacer que veas todo de otra manera. Inhalar y exhalar profundamente te ayudará a cambiar el foco de la atención para aliviar el estrés. Puedes hacerlo, por ejemplo, al llegar a casa, como forma de romper con lo de fuera para ponerte a disfrutar de lo de dentro.

Te proponemos que lo hagas, por ejemplo, al descalzarte. Llega a casa, quítate los zapatos, masajea tus pies y tómate un minuto para respirar. Es como decir: "Vale, he llegado a casa, ahora toca relax" (independientemente de las mil cosas que –seguro– tienes que hacer en casa).

4. Pensar en un bosque

La imaginación o el recuerdo de experiencias en las que hay contacto con la naturaleza son técnicas de relajación que utilizan los psicólogos para aliviar el estrés. Para tomar conciencia de tu cuerpo y relajarte, cierra los ojos e imagínate tumbada sobre el fresco césped de un acogedor bosque, con el sol acariciando tu piel y el sonido del río como melodía. Haz varias respiraciones profundas para lograr relajar los músculos de tu cuerpo.

5. Tener un día libre

Los psicólogos han visto que las vacaciones tienen beneficios reales contra el estrés, pues te ayudan a desconectar de las preocupaciones diarias y a centrarte en ti misma. Desgraciadamente, no siempre es posible cogerlas. En cambio, un día libre, sí.

Aprovecha para realizar alguna actividad que te haga feliz y te permita desconectar y descansar para poder volver a la rutina con las pilas cargadas. ¿No te viene nada a la cabeza? Inspírate con estos pequeños gestos que te ayudarán a desconectar.

Relacionados

Loading...