Pareja

¡Sube la temperatura!

10 trucos para tener el mejor sexo

Sube la temperatura de tus sábanas con estos 10 secretos infalibles para disfrutar más y mejor del sexo.

Pareja sexo

Hace ya años que tu pareja y tú vivís juntos. Todo va bien, en general, pero algo ha cambiado. Esas miradas fogosas, los besos apasionados… ¿dónde quedaron? El deseo sexual no se mantiene estable a lo largo de nuestra vida. No se siente lo mismo en las primeras semanas de enamoramiento que tras diez años de convivencia. Pero tranquila, afortunadamente salir de la rutina y disfrutar un sexo más placentero con tu pareja está en vuestras manos. No hacen falta pastillas ni técnicas milagrosas, solo necesitas estos 10 trucos para tener mejor sexo y puedes empezar esta misma noche.

1. Más comunicación, mejor sexo

Dí lo que te gusta. Si quieres mejorar el sexo con tu pareja recuerda, ante todo, que es cosa de dos, y ambos deben de hablar de eso… de sexo. Dile a tu pareja lo que más te gusta y escucha qué es lo que a él le vuelve loco. Ninguno de los dos sois adivinos, así que facilitaos el camino. Nada de tabús. Dejemos atrás los convencionalismos. Piensa que no hay nadie que pueda garantizarte una mayor intimidad y armonía que tu propia pareja. ¿Por qué cohibirnos? Mantén una mente abierta.

2. Hacerlo con más frecuencia aumenta el deseo de sexo

Difícil, ¿verdad? Y es que, cuando no es por una cosa es por otra, pero la cuestión es que parece que no encontramos el momento de irnos a la cama con nuestra pareja. Bueno sí, cada noche, pero para caer rendida en los brazos de Morfeo. Pues querida amiga, no vamos por el buen camino. Aunque así de primeras no te apetezca, ten claro que el sexo genera más sexo. “Cuanto menos sexo practicamos, menos ganas tenemos de seguir haciéndolo” –afirma Francisca Molero, presidenta de la Sociedad Catalana de Sexología-. Eso sí, no hay que esperar a la hora de dormir para tener sexo. De hecho, es ahí cuando estamos más cansadas y quizás nuestra libido parece incluso haberse ido de vacaciones. ¿Por qué no innovar entonces?

Cuanto menos sexo practicamos, menos ganas tenemos de seguir haciéndolo

3. Estimular la producción de feromonas

¿Cómo? ¿Feromonas? Sí, esas moléculas olfativas esenciales en nuestra comunicación sexual. Algo así como el “olor del amor”. Diferentes estudios señalan que la producción de esta molécula modifica nuestro ritmo cardíaco y ondas cerebrales, conduciéndonos a un estado de relax y tranquilidad. Para ello, no hay nada como hacer ejercicio. A mejor condición física, mejor vida sexual. Un cuerpo tonificado y más elástico nos hace sentir más deseables y disfrutar con mayor intensidad de nuestras relaciones.

4. Crear un ambiente especial

El sexo es seducción y en la seducción es fundamental crear un clima propicio. Encender unas velas, aromatizar la habitación o ambientar con una música sugerente te ayudarán a estimular el deseo y mejorar los resultados. Si quieres que tus momentos de sexo sean más placenteros, crea un ambiente adecuado para ello. Y si estás de vacaciones, ¡enhorabuena! Y no sólo porque el tiempo libre lleva a un aumento de tu actividad sexual, sino por que cambiar de escenario ayuda a estimular el deseo sexual. Una noche de hotel, o por qué no, una segunda luna de miel… ¿A qué esperas para reservar?

Pon unas velas, ambienta la habitación con música sugerente...

5. Trabajar los preámbulos

En el sexo las prisas, arrebatos aparte, no son buenas. Las caricias y los masajes son la mejor técnica para entrar en materia. Preámbulos tan sencillos como aplicaros aceites corporales o los juegos a base de besos y caricias pueden ser un buen inicio. Y por supuesto, una regla de oro: las mujeres necesitan más tiempo que los hombres antes de la penetración. El “pre-sexo” no se puede pasar por alto. Las zonas erógenas de las mujeres y de los hombres abarcan muchas partes distintas del cuerpo. ¡Todo un mundo sin explorar!

6. Productos afrodisíacos

Independientemente de las propiedades afrodisíacas de determinados alimentos, la sugestión juega un papel clave, y lo que cuenta más que el alimento en sí es la intención de tomarlo. Si preparamos una cena a base de fresas y chocolate, sus propiedades afrodisíacas pueden despertar tu deseo o no pero lo que seguro funciona es el espíritu con el que lo haces. Apuesta por alimentos como la canela, ya sea en especia o incluso encendiendo velas con su aroma; el chocolate, que aumenta el deseo sexual; las fresas y frutos del bosque, cuya apariencia sensual es ideal para incitar el sexo con juegos; el ginseng, una raíz rica en ginsenósidos, hormona básica en la regulación del apetito sexual; ostras y mariscos, alimentos que contribuyen a la creación de testosterona y estrógenos; y la vainilla, cuyo sabor se relaciona con la pasión.

Piensa en un menú que incluya alimentos como el marisco, las ostras o las fresas

7. La importancia de los juegos sexuales

Amiga, ha llegado el momento de dejar volar tu fantasía, un elemento esencial en la relación sexual. Experimentar nuevas fórmulas o posturas ayuda a salir de la rutina. Eso sí, nunca hay que imponer, siempre con consenso y equilibrio. No se trata de estresarse probando mil y una posturas para tener una noche de sexo increíble, pero a nadie la amarga un dulce. En el peor de los casos podréis terminar contra el suelo o rompiendo parte del mobiliario de casa, pero sin duda os habréis divertido.

La monotonía en la cama se puede eliminar con juegos sencillos

8. ¿Influye el olfato en el sexo?

Sin duda, la sexualidad está ligada al olfato en todas las especies. En algunas culturas chinas y neozelandesas sigue existiendo el beso nasal, que consiste en aspirar el aroma de la pareja. El olor sigue siendo lo suficientemente importante como para que firmas de primera línea hayan incorporado feromonas artificiales a sus perfumes. De hecho, la venta de aromas ha aumentado en los últimos años, pero lo importante es ser consciente de que se tiene esa arma.

9. Quererse a una misma

Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. Ten en cuenta que tu pareja te quiere tal y como eres, y tú deberías comenzar a hacerlo. Nadie está totalmente satisfecho con su cuerpo. Ni esas modelos despampanantes que vemos por la televisión. En el sexo, entrégate a tu pareja y hazle notar lo bien que te sientes con tu cuerpo. Disfrutareis sin límites ni barreras.

Una actitud positiva contigo misma es la base para disfrutar del sexo sin límites

10. Mejorar la musculatura pélvica

No sólo se trata de controlar las pérdidas de orina, los ejercicios de Kegel también tienen beneficios probados a la hora de mejorar el sexo con tu pareja. Son muy sencillos de realizar y puedes ponerlos en práctica en cualquier lugar y posición. Solo tienes que contraer y relajar los músculos pubocoxigeos (como si trataras de aguantarte las ganas de orinar) manteniendo la tensión unos segundos y haciendo de 10 a 20 repeticiones. Con esta práctica puedes fortalecer la llamada “musculatura del amor”, mejorar el flujo sanguíneo y aumentar la sensibilidad.

Relacionados

Loading...