Dieta

Te encantarán

15 trucos para adelgazar sin hacer dieta

Para bajar peso y quemar más grasa no hace falta hacer una dieta aburrida. Te damos algunas ideas sencillas, elige 4 o 5 y ¡verás los resultados!

adelgazar sin dieta chica bol cereales avena jeans

Si lo que quieres es perder algunos kilos no hace falta que sigas un régimen estricto. Aplicando algunos cambios en tus hábitos alimenticios notarás la diferencia.

1. Alcohol, solo
 en ocasiones

Las bebidas con alcohol engordan: un vaso (200 ml) de vino aporta 165 kcal y una lata de cerveza, 135 kcal. El investigador de la Universidad de Indiana (EE. UU.) William Eiler ha descubierto que al tomar alcohol se come más porque estimula las sensaciones de aroma y gusto. ¡Los alimentos menos sanos se hacen más apetitosos! Evítalo.

2. Planifica un
 menú semanal para adelgazar


La forma más fácil de pasarse es “improvisando”. Planifica tus comidas (si quieres hacer 3, 4 o 5) y distribuye lo que puedes comer al día.

3. ¿Qué bebida tomar si estás a dieta?

Es bueno tomar líquido por dos razones: a veces la sed se confunde con el hambre, y el líquido ocupa un espacio en el estómago que te hace sentir llena. Pero no vale cualquier bebida. Evita todas las que contengan azúcar añadido o edulcorantes. Si te gustan los zumos de frutas, dilúyelos en la misma cantidad de agua. Si no te gusta el agua sola, busca infusiones que te gusten o aficiónate a los zumos de verduras, menos calóricos que los de frutas.

4. Batidos proteicos caseros

Junto con un postre de fruta pueden ser una cena excelente. Si los haces en casa sabrás qué contienen. Receta: mezcla 150 ml de leche desnatada, 50 g de queso fresco 0% de grasa, medio plátano y una cucharada de cacao puro en polvo desgrasado. Pásalo todo por la batidora y disfrútalo. Te aporta 12 g de proteína y 175 calorías.

5. Tomar café

Si eres de las que no vive sin café estás de enhorabuena. ¿Por qué? Tomar una taza antes del desayuno disminuye el hambre un 35% y aumenta un 5% la metabolización de la grasa. Pero tómalo sin azúcar o con estevia líquida.

6. Freír con agua con gas en vez de aceite

Hay modos de ahorrar calorías al cocinar sin renunciar a lo que te gusta. Por ejemplo, freír un huevo, pero... en agua mineral con gas. Pon dos cucharadas de agua mineral con gas y dos gotas de vinagre en la sartén y cuando rompa a hervir echa el huevo.

7. Los beneficios del agua de pepino

Dos ingredientes tan simples como el agua y el pepino pueden convertirse en una bebida isotónica y saciante que te ayudará a llegar a la próxima comida sin picar. Lava bien el pepino (no lo peles), córtalo en rodajas y mételas en dos litros de agua. Déjalo una noche entera en la nevera. Al día siguiente tómatelo durante el día. Además, es antioxidante y depurativo.

8. Dieta de comida “limpia”

No se trata de lavar bien los alimentos, sino de la nueva tendencia del “clean food”. ¿En qué consiste? En comer lo más natural posible: sin conservantes, colorantes, potenciadores del sabor, grasas trans, edulcorantes... El cuerpo obtiene los nutrientes que necesita y se libra de sustancias tóxicas que favorecen el sobrepeso y la obesidad.

9. Comer guindilla

La capsaicina, la sustancia picante de la guindilla, tiene ciertas propiedades, estimula la digestión (al contrario de lo que se cree) y hace que el cuerpo aproveche la grasa para producir energía en lugar de acumularla. Puedes empezar por añadir más ajo y pimienta negra a los platos. Sigue con los pimientos de Padrón, el chile, los jalapeños, y termina con el tabasco.

10. Beneficios de la vitamina C

No sirve solo para prevenir resfriados. ¡El cuerpo la necesita también para quemar la grasa! Sin ella no podría sintetizar la hormona noradrenalina y sin esta no se puede extraer energía de la grasa. Los alimentos más ricos en esta vitamina son los pimientos rojos, el kiwi y los cítricos. Procura que no te falten.

11. Comer despacio

Algunas personas comen con pausas y otras, no. Las primeras tienden a no engordar. Come despacio, masticando bien. Llegará un momento en que dejarás el tenedor sobre el plato. Detente un par de minutos. ¿Estás llena? No vuelvas a coger el tenedor.

12. Cordero quemagrasa

De todas las carnes, la de cordero es la que aporta más l-carnitina, un aminoácido muy importante para el metabolismo. Este nutriente impulsa los ácidos grasos libres al interior de las células, donde se queman. Si haces ejercicio este proceso se ve favorecido todavía más.

13. Incluir huevos en el desayuno

Las personas que desayunan huevos como ingrediente principal tienden a consumir menos calorías en las otras comidas a lo largo del día. No temas comer un huevo al día: tu colesterol no va a subir, pero obtendrás hierro, proteínas y vitaminas del grupo B que te ayudan a regular el metabolismo.

14. Comer algas para adelgazar

Ha llegado el momento de incluirlas habitualmente en los platos de arroz, legumbres, ensaladas y pescados. La razón es su riqueza en yodo, necesario para la formación de las hormonas tiroxina y triyodotironina. Estas aceleran el metabolismo
 y ayudan a quemar más.

15. Dormir una hora más

Un estudio sobre obesidad de la Universidad de Michigan, entre otros muchos, ha probado que durmiendo una hora más cada noche se pueden perder 7 kilos al año ¡sin hacer nada más! Y si no pruebas bocado entre las 20 y las 8 horas, puedes perder aún más peso, según un estudio realizado con animales en el Instituto Salk de La Jolla (EE. UU.).

Relacionados

Loading...