Test

Test: ¿Cuánto vas a engordar este verano?

¿Quieres saber cuántos kilos vas a engordar en vacaciones? Responde con sinceridad a nuestro test ¡y averígualo! Y descubre también cómo no engordar en verano.

engordar verano

¿Sabías que los españoles ganamos de media casi un kilo por semana de vacaciones? El cambio de hábitos y los "premios" diarios son los principales responsables. Pero no tires la toalla, engordar en verano no es inevitable. Se puede disfrutar de las vacaciones, del merecido descanso y de la buena mesa sin tener que coger –sí o sí– dos o tres kilos. ¿Imposible? No, con nuestros consejos. Pero antes de seguirlos, haz nuestro test y descubre si vas a engordar en vacaciones y cuánto.

Cómo no engordar en vacaciones

  1. No prohibir alimentos. ¿Qué crees que engorda más, comerte ese helado que tanto te apetece o tener fuerza de voluntad y resistir la tentación? Siempre es peor la ansiedad que genera no comer algo que apetece muchísimo que el hecho de comerlo.
  2. Seleccionar y disfrutar la comida. Si vas a caer en la deliciosa tentación del picoteo, hazlo por algo que merezca la pena y disfrútalo plenamente. Un capricho calórico bien merece ser saboreado con tranquilidad para goce y disfrute de todas tus papilas gustativas. Además, hay muchos caprichos sanos y deliciosos que no engordan.
  3. No picar a diario. Darse varios “permisos” al día es un exceso para el peso y la salud. Además, no permite disfrutar tanto como cuando se “espera” a ese momento adecuado.
  4. Compensar los excesos. Es la clave para no ganar peso e incluso perderlo.
  5. Cuidado con las bebidas. A veces no nos damos cuenta y bebemos más calorías de lo que creemos. Muchas bebidas tienen más calorías de lo que parece.
  6. Si cambias de hábitos… Hazlo a mejor. Si tienes más tiempo para desayunar, aprovecha y prepárate un zumo natural, una tortilla francesa… Si tienes más tiempo de ocio, aprovecha y da largos paseos, descubre nuevos lugares a pie, oxigénate en contacto con la naturaleza.
  7. El truco de los 5 minutos. Si hoy no quieres “picar” pero te sientes ansiosa, deja pasar 5 minutos. Si transcurrido ese tiempo sigues “necesitando” ese capricho, dátelo. Di en voz alta qué vas a tomar y en qué cantidad y hazlo disfrutándolo a tope y sin remordimientos.
  8. Apúntate a los alimentos “colchón”. Antes de una cena, o de una celebración, toma un alimento “colchón” que evite que vayas con más hambre de la necesaria. Puedes tomar un huevo duro, que contiene aminoácidos que mantienen la sensación de estómago satisfecho durante más tiempo, o un yogur con fibras de efecto saciante, que te permitirá controlarte con más facilidad.
  9. A partir de las 7 de la tarde evita los caprichos calóricos, ya que a partir de esa hora el metabolismo es mucho más lento y quemamos menos energía.
  10. Elige bien y acierta. La mayoría de las veces comemos más de la cuenta y peor sin quererlo. Se debe a que tenemos a nuestro alcance raciones cada vez mayores y un gran surtido de alimentos hipercalóricos. Intenta elegir siempre las opciones más sanas y ligeras y podrás disfrutar de la mesa sin engordar.

Los principales responsables de que ganemos peso en verano

  1. El cambio de hábitos. Con más tiempo libre nos movemos menos, descansamos más horas, dormimos la siesta… También tomamos aperitivos, tapas, helados… El ambiente ideal para ganar peso, aunque podemos evitarlo con pequeños cambios.
  2. Los “premios diarios”. En verano nos gusta gratificarnos: un aperitivo antes de comer, un helado de postre, una crepe para merendar; hoy cenamos fuera... Darse un capricho de vez en cuando es bueno, hacerlo cada día y varias veces es el problema.
  3. La ansiedad. Aunque parezca una paradoja, el verano genera estrés. Unos nervios que se unen a los que arrastramos a lo largo del año. Los expertos aseguran que el relax real no llega hasta que pasan 15 días desde el inicio de las vacaciones. Los españoles ganamos de media casi un kilo por semana de vacaciones

Foto: Come, reza, ama.

    Tu resultado es:

    Relacionados

    Loading...