Dieta

¡Descúbrelos!

Los 15 mejores alimentos para quemar grasa

¿Tener menos barriga y adelgazar gracias al picante o al té verde? Parece magia, pero es ciencia.

Té verde quema grasa. 1. Té verde quema grasa

1. Té verde quema grasa

El té verde contiene un polifenol antioxidante llamado epigalocatequina galato. Este compuesto, además de ser un potente anticancerígeno, combate la grasa blanca, que es la que tiende a acumularse en el abdomen y pone en riesgo el corazón. Elige bien. No valen las bebidas comerciales con extracto de té verde, que además llevan azúcar o edulcorante. Para que sea quema grasa debes prepararlo con té en hoja y sin azúcar. Toma 4 tazas al día para conseguir los mejores resultados. Perderás 700 g en un mes.

1 / 15

Yogur. 2. Yogur

2. Yogur

El calcio del yogur ayuda al organismo a metabolizar mejor la grasa y reduce la creación de nuevos depósitos de grasa. Para absorberlo mejor, toma un yogur fuera de las comidas y con un buen puñado de frutos rojos (sus antocianinas potenciarán el efecto quema grasa).  

2 / 15

Aceite de oliva. 3. Aceite de oliva

3. Aceite de oliva

¿Aceite  (o sea, grasa) para quemar grasa? No es una contradicción, si comes los alimentos ricos en grasas “buenas” facilitarás que el cuerpo elimine la grasa blanca y la sustituya por grasa parda, un tipo de grasa corporal que ayuda a quemar más calorías porque es la que se encarga de mantener la temperatura corporal. Entre todas las grasas buenas te recomendamos el aceite de oliva porque ha demostrado que activa la grasa parda. 

3 / 15

Lentejas. 4. Lentejas

4. Lentejas

Tómalas una vez por semana por tres razones: contienen hierro que facilita la combustión de la grasa; vitamina B12 que es imprescindible para convertir la grasa en energía y vitamina B3 que también ayuda a quemar la grasa. Eso sí evita cocinarlas con ingredientes muy grasos como el chorizo. 

4 / 15

Chile. 5. Chile

5. Chile

Contiene capsaicina, la sustancia responsable de que pique. Cuando la tomas sube tu temperatura corporal y, para hacerlo, tu metabolismo quema las grasas de reserva. Los pimientos más ricos en capsaicina son el chile habanero, el pimiento dátil, la pimienta de Cayena, el pimiento serrano y el jalapeño. La guindilla y los pimientos de Padrón también contienen; los que pican, claro. 

5 / 15

Brocheta de pavo. 6. Brocheta de pavo

6. Brocheta de pavo

El pavo es muy rico en vitamina B12, la auténtica vitamina quema grasa, que solo encuentras en la carne, el pescado, los productos lácteos y los huevos. Te interesa obtenerla en dosis suficientes de alimentos ligeros y magros como el pavo.

6 / 15

Nueces. 7. Nueces

7. Nueces

Según este estudio de la Universidad de Barcelona, comer 30 g de nueces cada día durante 12 semanas reduce la grasa abdominal. Lo cual ya constituye un buen motivo para incluirlas en la dieta diaria. Pero además, las nueces son saciantes y ayudan a reducir nuestros niveles de glucosa en sangre. Para aprovecharte de todos estos beneficios, toma 5 nueces al día. 

7 / 15

Manzanas. 8. Manzanas

8. Manzanas

Cómetelas con la piel para incrementar la dosis de fibra y de ácido ursólico. Estos compuestos hacen que todo el proceso digestivo sea más lento y que el metabolismo aumente su eficacia para sacar la energía y los nutrientes de los alimentos. De esta manera aumenta la cantidad de calorías que consumes incluso sin moverte. Si puedes, elige manzanas ecológicas libres de plaguicidas.

8 / 15

Chocolate. 9. Chocolate

9. Chocolate

Parece increíble, pero el chocolate –aunque contiene grasa monoinsaturada– ayuda a quemar la grasa del vientre. Eso sí, para beneficiarte de estos efectos, el chocolate que elijas debe tener un alto contenido en cacao (por lo menos el 85%). Así que ya sabes, te puedes dar el capricho de comer una onza cada día tras las comidas.

9 / 15

Guacamole. 10. Guacamole

10. Guacamole

A esta receta tradicional mexicana se le atribuyen efectos beneficiosos sobre el metabolismo de las grasas. Solo tienes que triturar y mezclar 1/4 de cebolla tierna, 2 aguacates, zumo de lima, 1/4 de tomate y cilantro. Añádele chile serrano a daditos (en la cantidad que te guste, pues es muy picante) para potenciar el efecto. 

10 / 15

Brócoli. 11. Brócoli

11. Brócoli

Después de comer brócoli el cuerpo transforma sus compuestos azufrados en una sustancia anticancerígena llamada sulforofano. Esta misma sustancia inicia una reacción química que lleva a quemar grasa. Para poder aprovechar bien los nutrientes del brócoli, no lo hiervas demasiado. Lo ideal es que cocines los floretes solo tres minutos. Condiméntalos con aceite virgen extra, ajo ligeramente tostado y pimentón. Sano y delicioso.

11 / 15

Limón. 12. Limón

12. Limón

La medicina natural atribuye al limón una capacidad desintoxicante sobre el hígado. De esta manera le permite realizar mejor sus funciones, entre las que se encuentran digerir y quemar grasas, evitando que se acumulen en la barriga. Lo que no está demostrado es que beber agua con limón en ayunas ayude a eliminar toxinas. No hay ningún estudio serio que lo haya comprobado.

12 / 15

Canela. 13. Canela

13. Canela

Puedes utilizarla como sustituto del azúcar en el café. Su aroma se debe a un compuesto llamado cinamoaldehído, que tiene la capacidad de favorecer la eliminación de grasa abdominal, la menos saludable. Además baja la producción de insulina y los niveles de azúcar en sangre.

13 / 15

Tomate. 14. Tomate

14. Tomate

El color rojo es debido al licopeno, una sustancia que estimula la producción del aminoácido carnitina, que a su vez favorece la combustión de las grasas. Puedes preparar un zumo con 1 tomate, dos naranjas y miel. La vitamina C de la fruta potencia el efecto del licopeno.

14 / 15

Semillas de chía. 15. Semillas de chía

15. Semillas de chía

Muy ricas en fibra, que “arrastra” la grasa, y en omega 3, que se relaciona con tener un menor índice de grasa corporal. Para que tu cuerpo absorba bien sus nutrientes y que no atraviesen enteras el tubo digestivo es importante que las muelas antes de consumirlas. 

15 / 15

Sabemos que tomar grasas es necesario. Las necesitamos para poder vivir, ya que nos proporcionan calor, nos ayudan a fabricar las vitaminas, las hormonas, etc. El problema aparece cuando empiezan a acumularse en las zonas donde más nos molestan, formando los antiestéticos michelines: en la barriga, las cartucheras, el culo, la cintura… ¿Quién quiere tenerlas instaladas ahí?

Y es que las grasas engordan el doble que las proteínas o los hidratos de carbono, y encima tienden a acumularse con más facilidad. Por si fuera poco, sacian menos, así que comemos más cantidad. Existen varios alimentos que tienen grasa oculta y quizás no lo sabías, descúbrelos.

Pero no solo es un problema estético. Son muchos los estudios que han demostrado que entre lo que mide la cintura (donde suele acumularse la grasa) y el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares hay una estrecha relación. Y es que cuanto más mida tu cintura, más puntos tienes de que tu corazón acabe enfermando.

Por suerte gracias a la ciencia, hoy sabemos cómo revertir este proceso. Podemos evitar que la grasa se instale en nuestras zonas conflictivas e incluso hacer que desaparezca la que ya se encuentra acumulada. Basta con seguir estos sencillos consejos y aprovechar las propiedades de algunos alimentos que actúan como auténticos remedios quema grasas. Te los mostramos en nuestra galería.

¿Alimentos para perder grasa?

Sí, está demostrado que algunos alimentos contienen sustancias que ayudan a que el organismo queme la grasa acumulada de forma rápida y más eficaz. Pero al igual que hay alimentos que te hacen quemar grasa hay hábitos que dificultan ese trabajo y lo entorpecen. Por ejemplo, comer poca grasa, saltarse comidas o comer de forma desordenada y a deshoras… Todo ello provoca una reacción en cadena del metabolismo que aumenta la resistencia a la insulina y puede conducir a que se acumule más grasa abdominal. Cuanto más caóticos sean tus horarios a la hora de comer, más picos de insulina van a producirse y más aumentarán tus michelines.

¿Cuánta grasa te sobra?

Puedes conocer de forma sencilla si tienes o no sobrepeso y la forma en que está distribuida tu grasa corporal

El índice de masa corporal (IMC), es uno de los indicadores para el diagnóstico del sobrepeso y la obesidad, debido a que el peso está relacionado con la grasa corporal. Para calcularlo, divide el peso (en kilos) entre el cuadrado de tu altura (en metros) al cuadrado. Si mides 1,68 cm y pesas 58 kg tu IMC será de 20,55, que se consideraría un peso normal.

Clasificación del Índice de Masa Corporal:

  • Menor de 19 Delgadez
  • 19-24,9 Peso normal
  • 25- 29,9 Sobrepeso
  • 30-34,9 Obesidad leve
  • 35-40 Obesidad moderada
  • Más de 40 Obesidad mórbida

Indice de Cintura y Cadera, sirve para saber como se distribuye la grasa. Para ello se mide el perímetro de la cintura (justo debajo de la última costilla) y el de la cadera por su circunferencia más amplia (la que pasa por la mitad de los glúteos). Para obtener el ICC se divide la primera cifra entre la segunda. El valor del ICC para las mujeres debe estar entre 0,71 y 0,84. Cuando es superior a uno es cuando existe gran acumulación de grasa abdominal en la cintura y existe más riesgo de sufrir alteraciones cardiovasculares, diabetes e hipertensión. Para los hombres el valor normal está entre 0,78 y 0,93.

Relacionados

Loading...