Dieta

Perder peso sin sufrir

Dieta para adelgazar baja en grasas y calorías

¿Quieres adelgazar pero sin renunciar a todo lo que te gusta? Esta es la dieta que necesitas, con ella aprenderás a tomar menos grasas y a que se acumulen menos en tu cuerpo.

Dieta baja en grasa para adelgazar sin pasar hambre

Quieres perder peso pero sin renunciar a comer lo que más te gusta, por lo que, según tu resultado del súper test, la dieta ideal para ti es la dieta baja en grasas y calorías. Pero no te alarmes, no te vamos a proponer una dieta mágica. Esta dieta te permite comer lo que te gusta pero… controlando las cantidades y revisando el modo en que cocinas los alimentos. Así no tendrás que privarte de nada y te será fácil seguir la dieta, porque no habrá antojos ni tentaciones que la desequilibren o te lleven a tirar la toalla.

Por qué seguir la dieta baja en grasas

  • Comer sin renunciar a lo que te gusta. Pizza, paella, tortilla de patatas, chocolate… Todo lo que te gusta está en esta dieta, solo que no todo cada día ni en grandes cantidades. Como sabemos que te gusta comer bien, el resto de platos también son sabrosos, a la vez que muy sanos y ligeros, porque te contaremos también cómo conseguir que no contengan grasas en exceso.
  • Es una dieta equilibrada. Te aporta las grasas justas que tu cuerpo necesita para realizar sus funciones, es decir, no más del 30% de las calorías que consumes al día. Y es que todas las dietas tienen grasas, porque es imposible que no sea así, ya que incluso los vegetales contienen grasa, aunque sea en poca cantidad. De lo que se trata es de consumirlas en su justa medida, para que no se acumulen en las zonas críticas del cuerpo.
  • Te ayuda a priorizar las grasas “buenas”. Para perder peso hay que elegir las grasas “buenas”, por ello en esta dieta encuentras alimentos como pescado azul, aguacate o frutos secos. El pescado azul, por ejemplo, contiene ácidos grasos omega 3, unas grasas “buenas” que, según diversos estudios, no influyen en tu peso. Y lo mismo ocurre con los frutos secos, pues también hay evidencias de que consumir regularmente nueces, por ejemplo, ayuda a disminuir el contorno de la barriga.
  • Puedes adaptar la dieta baja en grasas a tus gustos. Lo que está muy medido en esta dieta son las cantidades. Para no aburrirte si repites estos menús o si no te gusta algo, puedes sustituirlo por otro alimento similar. Es decir, pescado azul por pescado azul, carne blanca por carne blanca, etc.
  • Te puede ayudar a controlar la grasa. Esta dieta no solo reduce los alimentos grasos, sino que también incorpora en los menús otros alimentos que ayudan a controlar la grasa. Por ejemplo, comer cinco raciones diarias de fruta y verdura ayuda a reducir el colesterol (que no deja de ser grasa); o tomar pan integral, al ser rico en fibra, arrastra las sustancias de desecho. Y moderar el consumo de sal mejora la celulitis, que no es más que grasa localizada.

La dieta baja en grasas te ayuda a perder peso, reducir el colesterol, la celulitis y la grasa localizada

Cómo seguir la dieta baja en grasas

¿Cuánto tiempo?

Los menús que ha diseñado la Dra. Beltrán son muy equilibrados, por lo que puedes seguir esta dieta el tiempo que necesites, aunque no te aconsejamos que lo alargues más de 8 semanas. Después deberías volver a tu alimentación habitual, intentando mantener los buenos hábitos que has aprendido con esta dieta. Y para reforzar aún más el mantenimiento y evitar que esos kilos regresen, te animamos a que sigas la dieta baja en grasas un día a la semana para siempre.

6 claves para tomar menos grasas

  1. Evitar la grasa oculta. El 75% de las grasas no se ven. Hablamos de las que están presentes en galletas, aperitivos o salsas. Por ello es mejor que evites la bollería, salsas y precocinados. Puedes descubrir más en este artículo sobre los alimentos traidores que tienen mucha grasa oculta.
  2. Desgrasar tus guisos. Prepara el plato y deja que enfríe. Así podrás retirar el exceso de grasa, que se acumulará en la superficie. Con este sencillo truco te ahorrarás un gran número de calorías y no perderás nada de sabor.
  3. Cocinar al vapor, al wok o en una sartén antiadherente. De esta forma reducirás de forma considerable la cantidad de grasa.
  4. Vinagretas caseras. Para aliñar las ensaladas. Pon en un vaso un poco de agua, una cucharada de aceite, media de vinagre de Módena y tus especias favoritas. Este sencillo aliño es suficiente para una gran ensalada y no tiene apenas grasa.
  5. Utilizar un spray para el aceite. Rocía el aceite en la ensalada o en la sartén y te evitarás mucha grasa innecesaria. El spray distribuye el aceite de forma uniforme y utiliza menos cantidad, por lo que puedes reducir el aceite que empleas a la mitad.
  6. Especias quemagrasa. Y no solo es importante tomar menos grasa, sino también quemarla. Por ello, incorporar las mejores especias con efecto quemagrasa a tus platos te puede ayudar.

¿Te animas a probar la dieta baja en grasas?

Relacionados

Loading...