Dieta

¡Detox y muy saludables!

Los 16 alimentos para eliminar líquidos de la dieta depurativa

No solo te ayudarán a depurar, desintoxicar y deshinchar, sino que constituyen toda una cura de salud. ¡Conócelos!

Limón. Limón, súper depurativo

Limón, súper depurativo

Es uno de los alimentos-medicina más reconocidos tradicionalmente… ¡y con razón! Pero en esta ocasión nos interesa su gran poder diurético para eliminar líquidos. Tómalo en zumo junto con manzana, espinacas y lima… y recuerda que puedes añadirlo en todos los batidos de frutas y verduras.

1 / 16

Alcachofa. Alcachofa, para eliminar líquidos

Alcachofa, para eliminar líquidos

Ojo al dato… Gracias a la acción de la cinaropicrina y la cinarina, dos de sus principios activos, la alcachofa favorece la regeneración de las células del hígado, el órgano detox pos excelencia. También disminuye el colesterol en sangre, dificultando la acción de las grasas; mejora las digestiones y es un gran diurético, lo cual ayuda a no retener líquidos y hace que te sientas menos hinchada.

2 / 16

Papaya. Papaya, que elimina toxinas

Papaya, que elimina toxinas

Una auténtica "bomba" antitoxinas. La papaya es rica en fibra, potasio y vitamina C, tres elementos que combinados son una eficaz arma antitoxinas. La fibra "arrastra" toxinas al facilitar su eliminación, el potasio contrarresta la acción retentiva de líquidos del sodio, y la vitamina C es un potente antioxidante que favorece la circulación. Resulta ideal madura, en zumo y en macedonias.

3 / 16

Frutos del bosque. Frutos del bosque, diuréticos y laxantes

Frutos del bosque, diuréticos y laxantes

Muy recomendables por su alto poder antioxidante, destacan entre ellos la grosella, muy efectiva por sus virtudes descongestionantes del hígado y por su efecto laxante y diurético; los arándanos, especialmente beneficiosos para el sistema circulatorio –previenen las varices, por ejemplo–; y las frambuesas, ricas en fibra, potasio, hierro y magnesio. Por cierto, ¿los has probado en forma de zumo o batido? ¡Ñam!

4 / 16

Endibia. Endibia, que evita el estreñimiento

Endibia, que evita el estreñimiento

Triple acción saludable. La endibia ayuda a digerir bien y a eliminar líquidos. Tiene importantes cantidades de fibra –que alivia el estreñimiento y previene el cáncer de colon– y potasio – súper depurativo que además cuida el corazón– y tiene muy pocas calorías, ¿alguien da más? Contiene, también, cantidades significativas de ácido fólico y zinc, mineral relacionado con el vigor del sistema inmunitario.

5 / 16

Apio. Apio, para depurarte y cuidar tu corazón

Apio, para depurarte y cuidar tu corazón

Junto a sus beneficios cardiovasculares, el apio posee un gran poder depurativo. Combate la presencia de ácido úrico y de otros residuos tóxicos en el metabolismo. Entre sus muchas virtudes destacan la de reducir la presión arterial y el colesterol, prevenir la angina de pecho y equilibrar el sistema hormonal.

6 / 16

Espárrago verde. Espárragos verdes, un gran diurético

Espárragos verdes, un gran diurético

Ricos en fibra, súper ligeros y muy diuréticos, los espárragos son uno de los alimentos más depurativos que hay. El mérito de ello recae en una sustancia volátil, denominada asparragina, que potencia el efecto diurético de los espárragos, ayudando en caso de que se padezca retención de líquidos o hipertensión arterial.

7 / 16

Avena. Avena, saciante y depurativa

Avena, saciante y depurativa

El terror de la retención de líquidos. Es uno de los cereales que contiene menos hidratos de carbono, pero como contrapartida, aporta más proteínas. Gracias a ello, su poder saciante es más alto y evita los picos de glucemia. Además, tiene propiedades diuréticas y depuradoras, por lo que es muy recomendable incluirla en la dieta, sobre todo en caso de retención de líquidos.

8 / 16

Berro. Berro, para cuidar riñones e hígado

Berro, para cuidar riñones e hígado

Delicados, sabrosos y con un toque ligeramente picante, los brotes de berros destacan por sus propiedades depurativas y diuréticas –se utilizan tanto para tratar problemas renales como hepáticos–. Contienen potasio, calcio y hierro, además de fibra, vitaminas A y C y cromo, oligoelemento que mejora la respuesta del cuerpo ante las dietas adelgazantes.

9 / 16

Uva. Uva, contra la retención de líquidos

Uva, contra la retención de líquidos

Aligera y limpia el organismo. El aporte calórico de la uva queda compensado por su capacidad depurativa. Contiene más de un 80% de agua, que ayuda a aligerar el organismo. Su calcio y otros elementos alcalinos estimulan el hígado, fluidificando y limpiando la sangre. Del mismo modo, su potasio y ácidos orgánicos estimulan los riñones, facilitando la eliminación de líquidos.

10 / 16

Ajo. El ajo, para mejorar la circulación

El ajo, para mejorar la circulación

El gran amigo de la circulación sanguínea. Sus componentes azufrados y la sustancia alicina resultan eficaces para mejorar la circulación sanguínea, lo que ayuda a depurar. También para resistir a las infecciones. Además, baja el colesterol y la tensión arterial. Todos estos beneficios pueden conseguirse incorporando a los platos una simple picada de ajo y perejil.

11 / 16

Pepino. Pepino, muy rico en potasio

Pepino, muy rico en potasio

Esta deliciosa hortaliza es muy ligera en calorías pero muy rica en agua y potasio, lo que la convierte en un alimento muy diurético. Además, ejerce un ligero efecto laxante que ayuda a limpiar el intestino. Por este mismo motivo, hay que tomarlo con moderación si se tiene el estómago delicado, y hay que masticarlo bien para evitar la indigestión.

12 / 16

Perejil. Perejil, una bomba de vitamina C

Perejil, una bomba de vitamina C

El perejil es uno de los vegetales con más hierro y vitamina C, por lo que es muy remineralizante, algo que va muy bien si se está siguiendo una cura depurativa o una dieta de adelgazamiento. Además, sus principios activos le confieren una marcada acción diurética. Aparte de como aderezo, también puedes consumirlo en infusión.

13 / 16

Almendra. Almendra, para cuidar la piel y la figura

Almendra, para cuidar la piel y la figura

La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, cuya consumo a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante. También es rica en fibra, proteínas y minerales como magnesio, fósforo y hierro –50 g de almendras aportan una dosis de hierro muy similar a la de las espinacas–.

14 / 16

Piña. Piña, la fruta detox

Piña, la fruta detox

Las tres "D": digestiva, diurética y desintoxicante. Deliciosa y refrescante, la cualidad más importante de la piña es que resulta muy digestiva gracias a una enzima, la bromelina, que ayuda a descomponer las proteínas. Además, su riqueza en minerales le confiere propiedades diuréticas y desintoxicantes. No dudes en prepararte zumos y batidos caseros a base de piña, naranja y plátano. ¡Deliciosos! 

15 / 16

Sandía. Sandía, una delicia depurativa

Sandía, una delicia depurativa

¡Mucho más que agua! Jugosa y refrescante, la sandía contiene un 93% de agua, es muy diurética y súper ligera. Pese a esta gran cantidad de agua, no se trata de una fruta vacía de nutrientes: contiene cantidades significativas de vitaminas C, A, B1 y B6, y es una fuente abundante de fibra, lo cual la convierte en una fruta saciante ideal para dietas. Cuando llegue el buen tiempo, que no falte en tu mesa.

16 / 16

Si estás siguiendo la dieta depurativa es que tienes retención de líquidos o necesitas una cura detox. Y para ello no hay nada más sencillo y cómodo que recurrir a las frutas y verduras depurativas, como las que te proponemos en esta galería de imágenes.

Cómo tomar los alimentos depurativos

En todos tus platos, de postre o como opción de media mañana o media tarde. Son muchas las maneras de tomar los alimentos depurativos que te proponemos, pero para sacarles todo el partido, toma nota de las siguientes ideas:

Desayuna papaya y yogur, un cóctel depurativo

  • La papaya es rica en fibra, potasio y vitamina C, tres elementos que combinados son una “bomba” antitoxinas. La fibra “arrastra” toxinas al facilitar su eliminación, el potasio contrarresta la acción retentiva de líquidos del sodio, y la vitamina C es un potente antioxidante que favorece la circulación de la sangre y aumenta su oxigenación.
  • Con yogur cuidas la flora intestinal. Y una flora intestinal sana contribuye también a la depuración del organismo. Tómalo natural desnatado y sin azúcar añadido.

Sopa de cebolla, tu aliada invernal

Si en verano el gazpacho es tu aliado para limpiar el organismo, en invierno lo es la sopa de cebolla. Rica en potasio y fructosanas, que la hacen muy diurética, también es ligeramente laxante y muy pobre en calorías. Corta unas cuantas cebollas en juliana, ásalas al horno casi sin aceite y luego pásalas a una olla, añade agua y si quieres alguna hierba aromática, y acaba la sopa.

Más sopas detox y saciantes

  • Crema de puerros. Pocha los puerros con muy poco aceite y añade calabacín y agua. Hierve 20 minutos y tritura con dos quesitos desnatados.
  • Sopa de col y apio. Hierve apio, col, cebolla y perejil en agua y sala con sal de apio. Tritura al final, dejando una textura no muy fina.
  • Crema de trigueros. Pocha cebolla, añade los trigueros, hierve en caldo de verduras y bate con nata ligera 18% M.G.
  • Sopa juliana. Corta zanahoria, apio, nabo y judías verdes en cubitos pequeños y hierve 5 minutos en un caldo de verduras con poca sal.
  • Crema de manzana. Pocha puerros con poco aceite y mantequilla, añade la manzana –mejor verde–, cubre con agua, hierve y tritura con nata.
  • Sopa de repollo. Pocha cebolla, zanahoria, apio y pimiento verde picados, añade repollo cortado a tiras y hierve 20 minutos.

Relacionados

Loading...