Consultorio

Frenos ocultos

¿Por qué no consigo perder peso?

Aunque la edad, el metabolismo y los factores hormonales influyen, existen muchos otros aspectos que pueden estar impidiendo que adelgaces.

empezar dieta buenos propositos año nuevo dark girl

"¿Por qué, aunque estoy a dieta, no consigo perder peso?". Es una de las preguntas que me hacen más a menudo en la consulta. Y la respuesta es que hay muchos factores que pueden impedir adelgazar. Por ejemplo, a los 20 años, una semana cuidando lo que comes es suficiente para bajar dos o tres kilos de más. Pero con el paso del tiempo no es tan fácil quitarnos los kilos extra. Esto casi siempre se achaca a un cambio de metabolismo, pero existen otras razones.

HABER HECHO MUCHAS DIETAS

El temido efecto yoyó es una de las primeras consecuencias. Cuantas más dietas hemos realizado sin haber conseguido luego mantener el peso ideal, o incluso recuperando los kilos perdidos y sumándoles alguno que otro más, peor reacciona nuestro cuerpo a una nueva dieta.

Por esto, cada vez que tratamos de comer menos, nuestro metabolismo entra en "modo ahorro", es decir, se ralentiza porque ya sabe que le vamos a hacer “pasar hambre”. Y por este motivo quema menos y reacciona conservando sus depósitos de energía. De ahí la importancia de hacer una dieta de adelgazamiento correcta y mantener después el peso.

TOMAR UN EXCESO DE HIDRATOS

Pan, pasta, arroz... Es fundamental tomar hidratos de carbono, pero mejor en su versión integral y en su justa medida. Para que te hagas una idea, la cantidad ideal suele coincidir más con una ración de guarnición que de plato entero. ¿Por qué? Pues porque de este modo habrá poca insulina libre en tu organismo, lo que hará aumentar la posibilidad de liberar grasas y eliminar así uno de los frenos que te impiden adelgazar.

La insulina es una hormona que se libera cuando comemos harinas o dulces, porque su función es bajar el nivel de azúcar (glucosa) en sangre. Pero esto tiene otro efecto, frena la lipólisis, es decir, la posibilidad de quemar las grasas, por lo que es un freno en una dieta.

DÉFICIT DE OMEGA 3

Las hormonas que actúan sobre el organismo para liberar y quemar la grasa pueden tener problemas para hacerlo si las membranas de las células están resecas. Y esto puede producirse por una falta de grasas “buenas” como los omega 3. Por ello, es importante que en tu alimentación habitual incluyas pescado azul, frutos secos y semillas de lino, que dan elasticidad a las membranas celulares.

FALTA DE CIERTOS MINERALES

Asegúrate de que no tengas un déficit de minerales, en especial de estos tres:

  • Cromo. Porque aumenta la respuesta de la insulina, protege el músculo y mejora la salida de la grasa. Lo puedes encontrar en huevos, ostras, levadura de cerveza, pan y queso.
  • Magnesio. Muchas veces la fatiga se achaca a la falta de hierro cuando en realidad falta magnesio. Y es que este forma parte de la “moneda” con la que la célula “paga” la energía que necesita para ciertos procesos metabólicos. Lo puedes encontrar en los cereales integrales, legumbres, chocolate, frutas y verduras. ¿Crees que te falta magnesio? Descúbrelo en este test.
  • Potasio. El exceso de kilos a veces se debe a una retención de líquidos. Para evitarla debe haber un equilibrio entre sodio y potasio, pero acostumbramos a tomar hasta tres veces más del primero que del segundo. Por eso, debemos aumentar el consumo de lechuga, calabacín, alcachofas, tomate, plátanos... ricos en potasio.

NIVEL BAJO DE SEROTONINA

Se trata de la “hormona del placer” y su carencia te puede llevar a sufrir esa ansiedad de media tarde que parece que no hay chocolate suficiente para calmarla, lo que dificulta el seguimiento de una dieta. Esta situación mejora aportando triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina abundante en cereales, lácteos y chocolate. Descubre el poder saciante de la serotonina.

3 AYUDAS PARA PERDER PESO

Igual que hay factores que te impiden adelgazar, hay otros que te pueden ayudar a conseguirlo:

  1. Té verde. Tiene un poder antioxidante y activador del metabolismo. Para ayudar en su acción quemagrasa toma 3 tazas al día o extractos.
  2. Canela. Los polifenoles de la canela mejoran la sensibilidad a la insulina y la salida de grasas de la célula. Úsala en polvo como edulcorante en lugar del azúcar.
  3. Vino tinto. Sus polifenoles se convierten en alimento para las bacterias "buenas" del intestino, y una flora sana ayuda a adelgazar. Eso sí, no tomes más de una copita 3 o 4 días a la semana.

COMBINACIONES QUE ADELGAZAN

  • Pan integral + chocolate. Un delicioso desayuno o merienda que te ayudará a controlar el hambre y te pondrá de buen humor.
  • Plátano + frutos secos. El triptófano del plátano combinado con el omega 3 de las nueces calma el humor y rebaja la ansiedad.
  • Cuscús integral + garbanzos. Un plato principal rico en magnesio que incluye además verdura y hortalizas.
  • Mini de pan integral + queso. Un tentempié para media mañana o media tarde que combina dos alimentos ricos en cromo.
  • Huevos + patatas. No son para cada día, pero de vez en cuando darte un gusto te puede venir bien y aumentar tu aporte de cromo.

Relacionados

Loading...