Alimentación

¡Stop atracones!

10 trucos infalibles para dejar de picar por las noches

Galletas, palomitas, bombones, chocolatinas... Qué ricos ¡y qué calóricos! Si a ti también te puede el picoteo después de cenar, toma nota de estos consejos para dejar de comer más de la cuenta antes de irte a la cama.

trucos dejar de picar por la noche cena completa. 1. Una cena ligera no significa no cenar

1. Una cena ligera no significa no cenar

Puede que quieras perder algún kilo y decidas cenar un caldito y ya está. ¡ERROR! La cena debe ser ligera, sí, pero también equilibrada y llevar proteína, verdura, fruta (si es cocida mejor) y carbohidratos. Por ejemplo, puedes tomar una crema caliente de verduras, pescado blanco a la plancha y compota; o hummus ligero con crudités, tortilla francesa y un yogur 0%. En el #RetoClara encontrarás muchas ideas más.

1 / 11

yogur lacteos alimentos cuidar huesos. 2. Toma el postre más tarde

2. Toma el postre más tarde

Nos gusta disfrutar de algo dulce después de comer pero intenta esperar al menos una hora tras la cena. De esta manera, alargarás las "ganas de comer" y si te entra apetito, siempre podrás darte el premio en forma de yogur, compota, helado...

2 / 11

Chica comiendo verdura y hortalizas. 3. ¡No engullas!

3. ¡No engullas!

Tómate tu tiempo para cenar y evita hacerlo delante de la televisión o mientras lees, trabajas, etc. Si no tomas conciencia de que estás comiendo, tu cerebro no se dará por aludido y no se saciará del todo, por lo que seguirás teniendo hambre aun cuando acabes de cenar. Esto lo puedes aplicar también al mediodía.

¿Es verdad que comer rápido engorda?

3 / 11

Despensa de cocina. 4. Cierra la cocina

4. Cierra la cocina

Una vez que hayas terminado de cenar y de tomarte el postre, cierra "formalmente la cocina". Como si de un restaurante se tratase, vacía el fregadero, lava los platos, recoge y guarda todos los alimentos en su sitio, apaga las luces y cierra la puerta. No vuelvas a entrar hasta el día siguiente. De esta manera, evitarás la tentación y no picotearás galletitas, palitos...
 

4 / 11

que comer piel perfecta chocolate. 5. Tu amigo el chocolate

5. Tu amigo el chocolate

Si terminas la cena con una onza de chocolate negro –a partir de 80%–, aumentarás la producción de serotonina y te ayudará a mantener controladas las ganas de seguir comiendo o picotear después. Además, al percibir el dulzor del chocolate, tu boca "manda" un mensaje al cerebro diciéndole que por hoy ya has terminado de comer.

5 / 11

dormir bien verano leer. 6. Distráete

6. Distráete

Encuentra una actividad que te mantenga distraída –y entretenida– y que no tenga relación con la comida. Lee un libro o tu Revista Clara, mira una película o ese nuevo programa de televisión que querías ver, sal a dar un paseo o consulta tus webs favoritas. ¡Será por actividades!

6 / 11

trucos dejar de picar por la noche respirar. 7. Y respira...

7. Y respira...

Aunque pueda parecer absurdo, cuando te entre esa hambre voraz, respira. Dedica un par de minutos a respirar profundamente con los ojos cerrados. De esta manera, te lo pensarás bien y decidirás si realmente quieres comer más, si tienes sed –muchas veces confundimos una cosa con la otra– y quieres beber agua o si ya es hora de irte a la cama y solo era ansiedad. No te pierdas estos trucos para ser más lista que el hambre.

7 / 11

trucos dejar de picar por la noche infusion. 8. Y si nada de esto funciona, tómate una infusión

8. Y si nada de esto funciona, tómate una infusión

Hemos dicho infusión, no té, que lleva cafeína. Las tisanas son calmantes y al ser calientes "tranquilizan" a nuestro estómago ya que envían más señales de saciedad al cerebro que la bebidas o comidas frías. Esto puedes aplicarlo a cualquier comida: empieza siempre con una taza de caldo casero desgrasado, te calmará el apetito inicial y evitará que comas demasiado después.

8 / 11

trucos dejar de picar por la noche pensar en desayunar. 9. Planifica tu desayuno de mañana

9. Planifica tu desayuno de mañana

Aunque pueda parecer contraproducente, pensar y organizar el desayuno del día siguiente te ayuda a evitar la ansiedad por comer. ¿Por qué? Pues porque tu cerebro sabe que hay otra comida dentro de unas horas, por lo que decide "esperar" al día siguiente. ¿Eres de los que no desayunan nunca? Toma nota de estos consejos, tu cuerpo te lo agradecerá.

9 / 11

trucos dejar de picar por la noche merendar. 10. No te olvides de merendar

10. No te olvides de merendar

La merienda es muy importante porque consigue que lleguemos a la cena con menos hambre y no nos atiborremos antes de ir a dormir. Pero claro está, tampoco te pases porque si llegas a la cena sin hambre, no cenarás o tomarás algo muy ligero, por lo que a media noche o antes de acostarte te entrará un hambre voraz que te llevará a picotear.

Te contamos por qué es importante merendar si no quieres engordar.

10 / 11

como es la cena perfecta para dormir bien. Qué cenar y qué no para dormir del tirón...

Qué cenar y qué no para dormir del tirón...

Si lo que te cuesta es preparar una cena ligera, saludable y completa para lograr dormir como un bebé, toma nota de estos consejos.

11 / 11

¿Te has dado cuenta de que siempre que te apetece picar algo después de cenar nunca –o casi nunca– quieres algo "saludable"? Para la "recena" siempre nos apetecen dulces, alimentos calóricos y sin ningún aporte nutricional... Para que esto deje de suceder y tu dieta no se resienta, hemos seleccionado los 10 trucos infalibles que te ayudarán a evitar el picoteo incontrolable después de cenar.

Una cena equilibrada

De nada sirve tomar verdura cocida y pollo a la plancha si dos horas más tarde te estás muriendo de hambre y arrasas con el armario de las "guarrerías". Es mejor que hagas una cena completa –en la galería te contamos qué debe llevar la cena ideal– y quedarte saciada hasta la mañana siguiente que cenar poco porque quieres controlar tu peso y luego comer galletas con chocolate.

No te des premios

"Me lo merezco porque hoy he ido al gimnasio". "He trabajado mucho, me he ganado una chocolatina". "Estoy muy estresada, voy a tomarme un bote de palomitas". Súper error. De vez en cuando está bien darte algún capricho, pero el problema reside en si lo haces cada día con cualquier excusa. Evita las tentaciones y date premios una vez a la semana.

Hay alimentos que, en lugar de quitarte el hambre, ¡hacen que tengas más apetito!

Alimentos traidores

Además, debes tener en cuenta que existen muchos alimentos que no te quitan el apetito sino que hacen que tengas aún más hambre y ansiedad por comer. Por ejemplo, el azúcar estimula la producción de endorfinas –las moléculas "del placer"–, lo que genera bienestar inmediato pero que dura bien poco, ya que le sigue un bajón que genera sensación de hambre y hace que quieras comer más.

Síndrome del comedor nocturno

Si tu problema no es que te mueres por picar después de cenar sino que te despiertas a media noche con un hambre tremenda y "limpias" los armarios, quizá tengas el síndrome del comedor nocturno. Identifica los síntomas y ponle remedio.

Relacionados

Loading...