Alimentación

Sácale provecho

¿Es mejor tomar el plátano verde o maduro?

El plátano tiene propiedades muy beneficiosas para la salud. Maduro, verde, macho... Te contamos qué te aporta cada variedad y cuándo es mejor comerlo para no engordar.

Depende de lo que busques

Depende de lo que busques

Por un lado hay que tener en cuenta los gustos de cada uno, ya que, cuánto más maduro esté, más dulce estará. Además, si hablamos de salud, ambos tienen propiedades interesantes.

1 / 10

Más verdes, más vitaminas

Más verdes, más vitaminas

Los plátanos verdes tienen más vitaminas y minerales. Los ya maduros tiene un contenido algo mayor de antioxidantes. 

2 / 10

El maduro se digiere mejor

El maduro se digiere mejor

Cuando el plátano esté más maduro será más fácil digerirlo y evitarás dolores de estómago. Además, hay personas a las que los hilillos que tiene les repite.

3 / 10

Un gran aliado para tu ánimo

Un gran aliado para tu ánimo

El plátano contiene triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, que estimula la relajación, levanta el ánimo y reduce la fatiga.

4 / 10

A la hora de hacer deporte...

A la hora de hacer deporte...

Ten en cuenta que los verdes son mejores para antes de hacer actividad física y los maduros te irán bien para reponer fuerzas rápidamente tras hacer un ejercicio intenso.

5 / 10

Si eres diabética, mejor verdes

Si eres diabética, mejor verdes

Las personas con diabetes pueden comer plátanos, pero con moderación, ya que tienen azúcares que se absorben lentamente. Pero cuanto más verdes los tomen, mejor.

6 / 10

Consérvalos en un lugar adecuado

Consérvalos en un lugar adecuado

Lo recomendable es dejarlos a temperatura ambiente. Pero si no puedes dejarlo en un lugar fresco y ventilado, mejor mételos dentro de la nevera.

7 / 10

Cuando se pone negro...

Cuando se pone negro...

Si un plátano se empieza a poner negro, no está malo, lo que le ocurre es que está muy maduro y, por lo tanto, muy dulce.

8 / 10

Si quieres que aguanten más...

Si quieres que aguanten más...

Envuelve la punta por la que se unen al racimo con film de cocina. Al faltarles oxígeno, se ralentiza la maduración.

9 / 10

Y si quieres que maduren antes…

Y si quieres que maduren antes…

Si quieres acelerar la maduración, mete los plátanos en una bolsa agujereada junto con una manzana madura.

10 / 10

1 /10

¿Cómo te gustan más los plátanos?

Verdes, maduros, muy blanditos, más bien duros... El plátano es una fruta energética, muy saciante, que además casi no tiene grasas y, al ser rico en potasio, favorece la eliminación de líquidos y mejora la circulación sanguínea. Puedes consumirlo en diferentes variedades y la elección dependerá de tus gustos y preferencias.

El plátano es muy nutritivo, ya que aporta hidratos de carbono y triptófano, la combinación perfecta para que el cerebro produzca el neurotransmisor de la tranquilidad, la serotonina, que ayuda a conciliar el sueño. Un batido de leche con plátano constituye un remedio delicioso contra el insomnio. El calcio y el potasio que contiene también contribuye al efecto.

¿Cuándo comerlo?

El mejor momento para consumirlo es durante el día, especialmente a media tarde o media mañana, para calmar el hambre sin ganar peso. Hay personas que creen que engorda cuando, en realidad, una pieza tiene prácticamente las mismas calorías que una manzana. Su alto aporte de hidratos de carbono y fibra le confieren un efecto saciante.

Lo que sí debes tener en cuenta es que, al ser una fécula, tiene la característica principal de aportar energía a nuestro organismo y ser de lenta digestión. Por ese motivo, no se recomienda consumir plátanos por la noche, ya que entonces sí que diríamos que engordan.

Revisa nuestra galería para descubrir las mejores maneras de consumir un plátano según tus gustos.

Propiedades del plátano

  • Reduce los niveles de colesterol, problemas intestinales y calambres musculares.
  • Aporta energía a nuestro organismo rápidamente, por lo que es una fruta excelente para niños y deportistas, o para casos de agotamiento, fatiga crónica y fibromialgia.
  • Regula nuestro sistema nervioso y ayuda a aliviar problemas de ansiedad o irritabilidad.
  • Disminuye la hipertensión arterial y reduce el riesgo de sufrir infartos.
  • Gracias a sus propiedades alcalinizantes funciona como un antiácido natural.
  • Es una fruta imprescindible para las mujeres embarazadas, ya que reduce las náuseas, regula el intestino, aporta energía sin engordar y contiene ácido fólico.

Relacionados

Loading...