Pelo

Frío, viento, calefacción…

Cómo cuidar el pelo en invierno

El pelo seco, con caspa, encrespado o graso empeora cuando bajan las temperaturas. Piensa cómo es el tuyo y ofrécele los mejores cuidados para que se vea sano y bonito todo el invierno.

mujer belleza como cuidar pelo invierno

El frío, la humedad, el viento y la calefacción son en esta época del año los principales enemigos del pelo. Pero estos vaivenes meteorológicos y cambios bruscos de temperatura no afectan a todos los cabellos por igual. El pelo parece tener vida propia. De la misma manera que cada piel reacciona de una forma, el comportamiento del pelo también tiene que ver con su propio carácter. Un cuero cabelludo que tiende a producir grasa no actúa igual en invierno que un cabello seco. Por lo tanto los cuidados y precauciones deben ser diferentes.

Cómo cuidar el pelo seco

  • Duplicar la hidratación. El aire frío lo desvitaliza y deshidrata, lo que se acentúa más con la calefacción alta dentro de casa. ¿Cómo le puedes ayudar? Para que no se vea tan áspero y puedas volver a domarlo, hidrátalo más a menudo en invierno. Si normalmente te aplicas una avellana de acondicionador una vez a la semana, que sean dos avellanas de producto, dos veces semanalmente. O si lo habitual es que te dejes la mascarilla capilar 5 minutos puesta, déjala 10 minutos.
  • Qué champú es el mejor. Un champú específico para cuero cabelludo seco y sensible es una buena ayuda, pero si la sequedad es persistente, visita al médico, porque podría deberse a un déficit alimentario y podrías necesitar un complemento alimenticio. Es muy importante que evites los champús que contengan silicona, porque crean una película alrededor de cada pelo impidiendo la penetración de los activos nutritivos e hidratantes que incluyen las mascarillas o acondicionadores que te pones después.
  • El aceite capilar, tu mejor aliado. Hay un tratamiento exprés que va muy bien a este tipo de pelos: aplicar un aceite capilar sobre medios y puntas, dejarlo actuar durante una hora y lavarlo después. Cuando se seque, verás cómo el pelo está más sedoso y domable.

Cuidados para el pelo con caspa

Cuando la temperatura ambiental baja, se acentúa la descamación del cuero cabelludo. Lo que tienes que hacer para acabar con esa caspa insidiosa es atacar el problema de raíz. La caspa aparece por la influencia del hongo Malassezia, que acelera la renovación natural de las células del cuero cabelludo, provocando diminutas escamas.

  • Qué champú es el mejor. El que contiene sulfuro de selenio o zinc, que ayudan a combatir la caspa. Para que sea eficaz debería usarse a diario y vigilar el pH, ya que los dermatólogos aseguran que los jabones alcalinos agravan los brotes por ser irritantes.
  • Aplicarlo dos veces. Mientras en otros tipos de cabello con una aplicación de champú basta, en caso de caspa conviene una segunda y dejar actuar durante 5 minutos antes de aclarar.
  • Qué conviene evitar. Tanto el estrés como los tintes agresivos, los peines de mala calidad o los cepillados enérgicos agravan el problema de la caspa.

Cómo tratar el cabello graso

En este tipo de cabello se incrementa la grasa con el frío, porque los folículos pilosos fabrican más para proteger al cuero cabelludo de las bajas temperaturas. El problema es que la grasa es fundamentalmente de origen hormonal, así que es difícil que desaparezca del todo.

  • Lavarlo correctamente. La grasa no desaparece únicamente con la ayuda de un buen champú, ya que esta se rige por impulsos hormonales. Pero con un champú específico para pelo graso se consigue una mayor limpieza y un resultado más duradero. Lávalo tan a menudo como necesites. La idea de que hay que lavarlo menos es un mito, aunque sí es importante que se aplique solo una vez el champú y no se masajee con fuerza para no favorecer la formación de más grasa. Utiliza siempre acondicionador sin aclarado y sé muy cuidadosa al aplicarlo. Es decir, hazlo solo en puntas para evitar engrasar más la raíz.
  • La mascarilla de arcilla, una excelente ayuda. Aplícatela una vez a la semana, ayudará a equilibrar la producción de grasa de las glándulas sebáceas. La puedes encontrar en farmacias y parafarmacias.
  • Precauciones para que no se agrave. Los peinados con ceras y geles de fijación que se pegan al cuero cabelludo, así como cepillarlo mucho, estimulan aún más las glándulas sebáceas.

Remedios para el pelo encrespado

El aire seco con poca humedad favorece que el pelo se cargue de iones negativos, apareciendo la electricidad estática. Así que es muy normal que antes o después todas padezcamos el engorroso encrespamiento, que tanto detestamos.

  • Hidratarlo muy a menudo. Una excelente opción es llevar siempre en el bolso un acondicionador sin aclarado. Igual que te reaplicas la crema de manos o de cara, haz lo mismo con tu cabello. En cuanto al champú, usa el mismo que para el cabello seco, ya que se trata de hidratarlo para que se relaje y caiga por su propio peso.
  • A la hora de peinarlo. En lugar de cepillo, utiliza mejor un peine. Los cepillos tienen muchas cerdas, lo que hace que se genere más electricidad estática.
  • Prevenir con sérum capilar. Antes de salir de casa y enfundarte tu bufanda y el gorro (que no hacen sino agravar el problema de la electricidad estática por el roce de los complementos con el pelo), aplica sérum capilar en las palmas de las manos, masajea y reparte bien por medios y puntas.
  • Evitar las temperaturas muy altas. Si usas muy a menudo secador y planchas, ponte siempre antes un protector térmico y no lo uses a potencia máxima, porque favorece el encrespamiento.

Relacionados

Loading...