Maquillaje

Manicura exprés

6 trucos infalibles para secar rápido el esmalte de uñas

Cada vez que te pintas las uñas te acuerdas de que tienes que hacer algo y, ¡zas!, manicura al traste. Con nuestros trucos para acelerar el secado de tu esmalte, podrás presumir de uñas y estar "operativa" en menos de 5 minutos.

trucos para secar esmalte antes manicura perfecta

Si te encanta llevar las uñas pintadas, pero te molesta tener que esperar mucho tiempo hasta que se sequen, toma nota de los secretos de las expertas en manicura.

1. Aplicar aire frío

Nada de soplar ni agitar las manos como una posesa. Cuando hayas acabado de aplicar el esmalte, coge el secador, selecciona el aire frío a baja potencia y dirígelo hacia tus uñas durante un minuto por cada mano. ¡Ya puedes salir sin que la laca se estropee!

2. Sumergir las manos en agua helada

No, tranquila, no se correrá el esmalte. Solo necesitas meter las manos recién pintadas en un bol lleno de agua bien fría unos segundos y tus uñas se secarán como por arte de magia. También puedes añadir unos cubitos de hielo al agua, si no está bien fría, pero debes tener cuidado de no tocarlos con las uñas.

3. Una pincelada de aceite de oliva

Muchas mujeres después de pintarse las uñas y esperar unos segundos para que se sequen, aplican aceite con un pincelito. Si optas por este método, las expertas en manicura aconsejan dejarlo actuar un minuto, y retirar después muy suavemente con un pañuelo.

4. Controlar la cantidad de esmalte

Evita aplicar una capa gruesa de laca de uñas y mucho menos dos muy espesas. Lo mejor es aplicar dos capas muy finas de esmalte, incluso tres si el producto es muy líquido, para conseguir una manicura perfecta que se seque en un abrir y cerrar de ojos.

5. Dar una capa de top coat

Si tras aplicar el esmalte de uñas, das una última capa de este producto invertirás unos segundos, pero ahorrarás tiempo en el secado. Se trata de un producto secante con el que además obtendrás otros beneficios: proteger la uña de golpes y descamaciones, hacer que dure más el color y que las uñas queden más brillantes. También puedes encontrar en las perfumerías sprays aceleradores del secado, que se pulverizan a unos centímetros de la mano tras la aplicación del esmalte.

6. Hidratar siempre al final

Si necesitas hidratar las cutículas de tus uñas, debes hacerlo después de la manicura, una vez que hayas aplicado el esmalte de color. Si lo haces antes, te pueden quedar restos en la uña, el esmalte no se fijará bien y tardará mucho más en secar.

Y a la hora de escoger el esmalte

Todos estos trucos harán más efecto si además utilizas esmaltes de secado rápido, lacas de uñas cuya formulación está especialmente pensada para que solidifiquen enseguida. Son muchas las firmas que ya los tienen, desde las más exclusivas a las low cost. Algunas incluso garantizan que sus esmaltes quedarán intactos en tan solo un minuto, porque son un todo en uno, es decir, lacas de uñas que están pensadas para usar sin base ni top coat.

Relacionados

Loading...