Maquillaje

Piel perfecta

Maquillaje antifatiga: presume de una piel natural

Eliminar los síntomas de cansancio y conseguir un efecto "buena cara" con estos trucos de maquillaje no lleva más de 5 minutos.

maquillaje anti fatiga

Si quieres tener la piel perfecta, solo necesitas conocer las 6 claves infalibles para lograr un maquillaje antifatiga que borrará todos los signos del cansancio de tu rostro. Está claro que dormir bien es básico para estar radiante pero, si por alguna razón, esta noche no lo has conseguido, sigue estos consejos para que tu cara no delate tu cansancio.

1. Conseguir un efecto flash

Para que tu piel esté relajada, recurre a las ampollas de efecto flash antes de aplicarte la crema hidratante. Estas ampollas alisarán y reafirmarán la piel en cuestión de segundos gracias a sus activos tensores.

2. Masajear para despertar tu piel

Aprovecha el momento de aplicar la crema hidratante para dedicar 3 minutos a una minisesión de masaje facial. Haz movimientos rápidos y ascendentes con las yemas de los dedos, desde el cuello, pasando por el mentón, los labios y los pómulos, hasta la frente. Activarás la circulación y la piel del rostro recuperará su buen tono y su vivacidad.



3. Camuflar imperfecciones

Porque sabemos que cada imperfección necesita un cuidado y tratamiento específico, debes tener en cuenta una serie de consejos para conseguir ese “efecto photoshop” tan deseado.

  • Para lograr un tono uniforme debes aplicar una BB cream (crema con color) o un fondo de maquillaje ligero, y hacerlo con movimientos circulares, desde el centro de la cara hacia el exterior.
  • Si quieres disimular un granito, primero usa un producto específico que lo desinfecte. Después, tras la base de maquillaje, puedes aplicar polvos sueltos de tonalidad amarilla para unificar el tono.
  • En el caso de las ojeras necesitas un corrector un tono más claro que el de la base. No lo confundas con el iluminador, porque no es adecuado para esta zona (mientras el corrector camufla, el iluminador atrapa la luz en determinadas zonas del rostro para que adquieran volumen).
  • Y si lo que quieres es suavizar las rojeces, pon un poquito de corrector fluido de color verde y difumínalo bien para no dejar rastro.

4. Iluminar la piel

Para borrar de un plumazo el cansancio de tu rostro, después de hidratar y corregir utiliza un iluminador –en polvo o líquido– en el arco ciliar (bajo el punto más elevado de las cejas), sobre las mejillas (aplicándolo de forma circular), en las aletas de la nariz y el tabique; bajo los ojos y en la barbilla y la frente.

5. Rosa, el color de la piel perfecta

Ya sea en ojos, pómulos o labios, el rosa es el color antifatiga por excelencia. Para conseguir un look fresco y natural, aplica un toque de colorete rosado en la parte central del pómulo, justo al nivel de los ojos. Si quieres un look más glamuroso, extiende el color por la zona hundida del hueso del pómulo (desde la oreja hacia la nariz) y de una manera muy difuminada, pero con más intensidad.



6. Cómo dar el toque final

Si hay un elemento de maquillaje que ayude a tener un aspecto como de recién levantada de la cama tras una noche de descanso, ese es el brillo de labios. Mejor si no es solo transparente, intenta utilizar uno que incorpore un leve tono rosa o coral. Con ese toque maestro de luz, ¡hasta tus ojos parecerán más brillantes!

Relacionados

Loading...