Maquillaje

Master Class

Cómo conseguir una piel perfecta en 4 pasos

El primer paso para un maquillaje natural es elegir y aplicar bien la base para disimular imperfecciones y crear un "lienzo" impecable.

ratolina rostro perfecto bases maquillaje rostro perfecto. ¿Cómo hacer que la base quede perfecta?

¿Cómo hacer que la base quede perfecta?

Si eres de las que piensan "¿cómo lo hacen para tener el maquillaje impecable todo el día, sin necesidad de retocarse?", es porque hay algo en tu ritual que seguro se puede mejorar. Descubre cuáles son los 4 errores más típicos –en la elección del producto o en su aplicación– y cómo solucionarlos. Es mucho más fácil de lo que imaginas. Sigue leyendo...

1 / 5

ratolina rostro perfecto bases maquillaje usar primer. 1. Usa un primer antes

1. Usa un primer antes

El primer consigue preparar tu piel para que el maquillaje no se acartone ni se levanten pellejitos.

2 / 5

ratolina rostro perfecto bases maquillaje elegir bien la textura. 2. Elige bien la textura

2. Elige bien la textura

La fluida es adecuada para todo tipo de pieles pero es muy recomendable en el caso de cutis seco por su ligereza e hidratación. Si tienes imperfecciones, lo mejor es usar una con aplicador de almohadilla. La textura en polvo es ideal para pieles grasas porque matifica los brillos. En stick se puede usar la barra directamente sobre la piel o aplicar con brocha, y aunque cuesta más de difuminar, su acabado es muy duradero.

3 / 5

ratolina rostro perfecto bases maquillaje buscar el tono. 3. Busca el tono de tu piel

3. Busca el tono de tu piel

Si la usas mucho más oscura quedará poco natural y te envejecerá.

4 / 5

ratolina rostro perfecto bases maquillaje fijar con spray. 4. Fija con spray

4. Fija con spray

Para que se mantenga horas, vaporiza al final el rostro con agua termal o un spray.

5 / 5

El primer paso para un maquillaje natural es elegir y aplicar bien la base para disimular imperfecciones y crear un "lienzo" impecable. Esto lo sabemos, pero a veces no tenemos claro por dónde empezar, qué primer o prebase elegir, qué tono y qué formato es el que más se adapta a nuestra piel.

¿Por qué un primer o prebase?

Permite "acondicionar" la piel para que la base se adapte mejor y dure más tiempo. La puedes usar por todo el rostro con una capa muy fina o en zonas determinadas para disimular ópticamente poros o granitos, por ejemplo. También hay quien la usa solo en el contorno de los ojos o los labios, para disimular las líneas de expresión.

Según tu tipo de piel

Independientemente del formato, la clave es que la base se adecúe a tus necesidades. Escoger una textura o acabado que se adapte a tu tipo de piel es esencial. Si tu piel necesita un acabado luminoso, busca que incluya partículas que reflejen la luz; si tienes arruguitas, fíjate en que la base incluya activos antiedad; o si tu problema son los brillos, elige una base matificante.

El tono importa

El objetivo es que parezca que no llevas maquillaje, que se integre con tu piel. "Llévate este tono más oscuro, que te dará vidilla". No caigas en el error. La base debe tener el tono que consiga que tu rostro y escote se igualen, que no se note el corte. Un tono muy intenso te pondrá años y uno demasiado claro puede hacer que se te vea muy pálida, enfermiza.

¿Y qué formato elijo?

Aunque el formato más popular es la base fluida, hay más opciones. Compara las que te ponemos a continuación y acierta con la tuya.

  • Fluido. Adecuada para todos los tipos de piel, es la más recomendable en el caso de cutis seco por su ligereza y alta hidratación. Muy fundente.
  • Cushion. Con aplicador de almohadilla, tiene cobertura media. Ideal si hay bastantes imperfecciones... ¡y prisa!, porque la aplicación es muy fácil.
  • En polvo. Solo es recomendable en el caso de pieles grasas, porque matifica los brillos. En otras pieles puede dejar un efecto acartonado.
  • Stick. Se puede usar la barra directamente sobre la piel o aplicar con brocha. Cuesta más de difuminar, pero su acabado es muy duradero.

¿Cómo hacer que la base quede perfecta?

Si eres de las que piensan "¿cómo lo hacen para tener el maquillaje impecable todo el día, sin necesidad de retocarse?", es porque hay algo en tu ritual que seguro que se puede mejorar. Las claves para acertar a la hora de aplicar la base son 4 y las tenemos gracias a nuestra experta en maquillaje Ratolina:

  1. Usa un primer antes. El primer consigue preparar tu piel para que el maquillaje no se acartone ni se levanten pellejitos.
  2. Elegir bien la textura. Las bases en polvo, por ejemplo, favorecen más a las pieles con tendencia grasa.
  3. Busca el tono de tu piel. Si la usas mucho más oscura quedará poco natural y te envejecerá.
  4. Fija con spray. Para que se mantenga horas y horas, vaporiza al final el rostro con agua termal o un spray. Alarga el brazo y hazlo a cierta distancia.

Relacionados

Loading...