Belleza

¡Cuídala!

Cómo cargarte la piel con estos 9 hábitos (más frecuentes de lo que crees)

Usar una sola toalla o desmaquillarte con agua puede ser algo que hagas con frecuencia y que altere tu piel más de lo que crees, sobre todo si es sensible o frágil. Te contamos qué hacer para evitarlo.

 chica manos crema. Abusar de las toallitas de manos y los antisépticos

Abusar de las toallitas de manos y los antisépticos

Si eres de las que se limpia las manos de forma constante con alguno de estos productos cuidado. Puedes estar perjudicando tu piel, estos productos destruyen parte de la microbiota de la piel, es decir, los microorganismos buenos que la protegen de ataques externos.

1 / 9

malos hábitos piel agua micelar. Desmaquillarte con agua

Desmaquillarte con agua

Parece mentira pero el agua del grifo, aunque en la mayoría de lugares puede beberse sin problemas, contiene una serie de sustancias que pueden resecar la piel. Además, si sueles recurrir al agua caliente, este efecto 'secante' aumenta. Para evitarlo, desmaquíllate con productos que no requieran de aclarado como el agua micelar o la leche desmaquillante.

Bioderma, 16,20€

2 / 9

malos hábitos piel agua termal. Cambia el tónico por agua termal

Cambia el tónico por agua termal

Y después de desmaquillarte, puede que tu piel esté irritada y sensible así que no es el mejor momento para usar tu tónico habitual. Sustitúyelo por agua termal y rocía tu rostro con ella con los ojos cerrados. Ayudará a calmara y te dejará una sensación de frescor increíble.

La Roche Posay, 10,55€

3 / 9

chica duchandose pelo mojado ducha. Demasiadas duchas

Demasiadas duchas

Hay que ducharse todos los días, eso está claro, pero con una vez es más que suficiente. Los geles, las esponjas y el propio agua debilitan la piel. Si tomas dos duchas de vez en cuando, tampoco pasa nada, pero si lo haces a menudo, procura no utilizar la esponja en una de ellas y recurre a geles suaves, sin jabón.

 

4 / 9

malos hábitos piel gel sensible. Utilizar un jabón cualquiera

Utilizar un jabón cualquiera

No es que sea perjudicial para todo el mundo, pero si tu piel es sensible, se enrojece, está seca o sufres dermatitis o psoriasis no deberías usar el mismo gel que el resto de tu familia. Escoge uno específico para tu tipo de piel y mímala.

Eucerin, 8,86€

5 / 9

orden baño armario espejo estante toallas. Una toalla para cada zona

Una toalla para cada zona

Utilizar la misma toalla para todo puede ser bastante perjudicial para tu salud. Al acumular humedad, las toallas son el caldo de cultivo perfecto para que diferentes microorganismos se instalen en ellas así que es mejor no mezclar los de las distintas partes del cuerpo. Ten una para la cara, otra para el cuerpo, otra para secarte el pelo y una última para las partes íntimas.

6 / 9

Depilarte antes de exponerte al sol. Depilarte con la piel irritada

Depilarte con la piel irritada

Una reacción alérgica, una quemadura, una herida, descamaciones... no son la mejor compañía cuando toca depilarse. Evita pasarte la cuchilla, recurrir al láser o utilizar una depiladora si tu piel no está en perfectas condiciones. Si tienes algún pelito rebelde es mejor recurrir a las pinzas siempre que sea un caso de vida o muerte. Pero tampoco pasa nada por no tener la piel perfecta un día.

Tweezerman, 14,90€

7 / 9

malos hábitos piel buena hidratante. Cuida bien tu piel en caso de agresiones externas

Cuida bien tu piel en caso de agresiones externas

Los tratamientos de depilación con láser o los peelings químicos son tratamientos agresivos y requieren de una serie de cuidados específicos después de realizarlos. Pero tampoco hay que descuidar la piel en caso de otro tipo de agresiones como el frío o el sol excesivo. Recurre siempre a una crema hidratante de calidad y aplícatela cada día.

Kiehls, 50€

8 / 9

habitos mas salud limpiar menos. Guantes para todo

Guantes para todo

Tanto para limpiar como para realizar manualidades o teñirte el pelo. Siempre que tu piel vaya a entrar en contacto con productos químicos deberías protegerla utilizando unos guantes. Tu piel te lo agradecerá y tu manicura durará más tiempo perfecta. Y hablando de esto... ¿quieres aprender a hacerte la manicura francesa como una profesional? Tenemos el paso a paso.

9 / 9

En la superficie de la piel viven unas bacterias que forman una barrera que la protege. Es una de las primeras líneas de defensa de la piel. Esta microbiota cutánea puede alterarse por muchos motivos, desde qué jabón uses a lo expuesta que estés a la polución. Pero, además, hay una serie de hábitos que la desequilibran fácilmente y que son muy frecuentes. Te contamos cómo evitarlos.

1. Usar habitualmente toallitas de manos

Si las usas con frecuencia pueden destruir parte de la microbiota de la piel, sobre todo si contienen un conservante llamado triclosan. Lo mismo ocurre con el gel de manos antiséptico.

2. Desmaquillarte con agua

Es mejor usar limpiadoras que no necesiten aclarado, como el agua micelar o las leches desmaquillantes. Las sales y el cloro del agua dejan la piel tirante e irritada.

3. Ducharte más de una vez al día

Si te duchas varias veces al día debilitas tu piel, porque afecta a la microbiota cutánea y al manto hidrolipídico, la capa que la protege. Y aunque te des solo una ducha, procura no usar esponja –donde se pueden acumular bacterias dañinas–, geles agresivos, agua muy caliente, y no frotes con demasiada fuerza.

4. Depilar la piel irritada

Cuando la piel se irrita hay que evitar usar tanto los depilatorios, como aceites esenciales muy puros, cremas con alta concentración de hidroxiácidos, etc.

5. Ojo con el peeling químico y el láser

Estos tratamientos estéticos pueden producir un traumatismo cutáneo y dejar la epidermis debilitada. Si quieres hacértelos, ponte en manos de un experto, que te dirá cómo reforzar tu piel tras estos tratamientos.

6. Usar un gel de ducha común

Para cuidar una piel sensible o frágil, lo mejor son los jabones o aceites sobregrasos, con bases lavantes extrasuaves (sin sulfatos) y mejor bio.

7. Compartir la toalla o usar la misma para todo

Lo ideal es usar una para el rostro, otra para el cuerpo, y otra para las partes íntimas. Así no se altera la microbiota de cada zona.

8. Usar un tónico tras desmaquillarte

Sustitúyelo por agua termal, una opción mejor porque retira los residuos calcáreos de la superficie de la piel y, sobre todo, ayuda a desensibilizarla.

9. Limpiar (o teñirte) sin guantes

Úsalos no solo cuando utilices productos de limpieza, sino también con los tintes para el pelo, que contienen PPD o parafenilendiamina, que son muy alergénicos.

Y si quieres saber cómo proteger mejor tu piel, no te pierdas este artículo sobre los últimos tratamientos basados en bacterias "buenas".

Actualizado el

Relacionados

Loading...