Cara

Nuevos usos

Cómo sacarle el máximo partido al aceite facial

El aceite de cara es el gran aliado para mantener una piel hidratada y sedosa... pero no solo eso. Te desvelamos diferentes maneras de usarlo para que puedas lucir un rostro aún más radiante y atractivo.

CREMA. Potencia la hidratación de la piel

Potencia la hidratación de la piel

Si quieres aumentar la hidratación de tu piel, mezcla el aceite facial con la crema de día, ya que te ayudará a mejorar la retención del agua en la piel. 

1 / 6

DORMIR. Suma el aceite facial a tu ritual de noche

Suma el aceite facial a tu ritual de noche

Después de desmaquillarte y antes de aplicar la crema de noche, extiende 5 gotas de aceite facial tanto en el cuello como en el escote. El aceite se funde con la piel y permite que el efecto de la crema de noche se prolongue.  

2 / 6

LUMINOSA. Consigue una piel luminosa y radiante

Consigue una piel luminosa y radiante

El aceite facial le da un aspecto único a tu piel, así que añade un par de gotas de aceite a la base de maquillaje para obtener una piel más satinada y radiante.

3 / 6

OJOSCERRADOS. Cuida tu piel y aumenta su nutrición

Cuida tu piel y aumenta su nutrición

Aprovecha el aceite cuando vayas a limpiar tu cara: tras la exfoliación y antes de aplicar la mascarilla, el aceite aporta protección y potencia las cualidades nutritivas de esta.

4 / 6

PERFUME. Fija el perfume y prolonga su aroma

Fija el perfume y prolonga su aroma

Si el olor de tu fragancia suele desaparecer pronto, pon una gotita de aceite en las zonas donde aplicas tu perfume (cuello, escote y muñecas). El aceite ayuda a fijar las esencias sobre la piel y el aroma se prolongará durante horas y horas.

5 / 6

cara. ¿Tienes la piel grasa y le tienes pánico al aceite?

¿Tienes la piel grasa y le tienes pánico al aceite?

Quítate esa idea de la cabeza, ya que los aceites esenciales te ayudarán a mantener el equilibrio en la piel y a calmar la secreción sebácea. Resuelve todas tus dudas y encuentra el aceite facial que mejor te irá si tienes la piel grasa. 

6 / 6

Si crees que el uso del aceite facial se limita a nutrir la piel de la cara a modo de sérum es que todavía no has descubierto todo el potencial de este producto. Uno de los grandes beneficios del aceite es que evita la deshidratación, sí, pero también favorece la penetración de los cosméticos. Además, este producto impregna la piel sin irritarla, aportándole más luminosidad durante toda la jornada. Navega por nuestra galería y descubre las múltiples aplicaciones de los aceites esenciales para tu cara y cómo sacarles el máximo partido.

Beneficios del aceite facial

Con la edad, el cuerpo produce cada vez menos aceite natural, por lo que la hidratación disminuye y la piel está más seca. El aceite facial se convierte así en un aliado imprescindible contra el paso del tiempo y la aparición de arrugas en la piel, ya que regenera las células y las protege. Muchas cremas que están ahora en el mercado incluyen aceite natural entre sus componentes, pero lo más recomendable es usar un aceite para frenar la pérdida de firmeza y para mantener la piel hidratada.

Usar aceite además es muy gustoso para la piel, ya que se asemeja a su estructura y promueve su elasticidad. Además, el aceite entra en la piel y la alimenta, ayudando a que esta se nutra y se hidrate. Para las mujeres con piel seca, el aceite facial es perfecto incluso para uso diario gracias a su potente capacidad hidratante.

Perfecto también para pieles grasas

Hay algunos mitos relacionados con el uso de aceite en pieles grasas. Muchas mujeres con este tipo de piel son bastante reacias a usar este producto porque creen que potenciará la aparición de granitos y que el aceite engrasará aún más la piel.

Sin embargo, no te dejes llevar por esta idea, ya que los aceites naturales reparan y protegen la piel e incluso pueden regular la producción natural de sebo. Esto se debe a que el aceite no elimina la barrera de grasa natural que produce tu piel y que existe para protegerla. Eso sí, lo que tenemos que buscar son aceites esenciales, los que vienen de las plantas y semillas y no aceites minerales, que pueden tapar poros.

Además, no tengas miedo de la grasa, ya que los aceites faciales buenos se absorben rápidamente y no dejan residuos en la piel. Así que, aunque tengas la piel grasa, hazte ya mismo con el aceite facial que más te convenga. Los hay específicos para pieles grasas y te ayudarán a calmar y equilibrar la secreción sebácea.

Relacionados

Loading...