Piel perfecta

Cómo hacer una mascarilla casera para la cara con lo que ya tienes en la despensa

¡Comprobado! Deja la piel súper suave e hidratada. Descubre aquí lo que esta mascarilla DIY puede hacer por ti.

Actualizado a

Escrito por:

Magdalena Fraj

Actualizado a

mascarilla facial

Amiga, estos días tenemos que ser más responsables que nunca y toca quedarnos en casa. Las celebrities, las empresas y las personas más influyentes del país se han unido para apoyar las medidas aprobadas por el Gobierno para tratar de frenar el avance del coronavirusy lo mejor que podemos hacer ahora es quedarnos en casa, sí.

Seguro que ya has leído el artículo con nuestras recomendaciones de series y películas para la cuarentena y habrás hecho alguna de estas ideas para no aburrirte en casa ni un segundo y ahora vamos a animarte a que te des un mimo extra. Y es que ahora tenemos la mejor "receta" para hacerte una mascarilla casera para la cara con los productos que ya tienes en la nevera. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes para hacer una mascarilla casera DIY

La hemos probado y funciona de maravilla. Exfolia la piel al instante y la deja más hidratada que nunca. Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla casera son:

  • ​Dos almendras
  • Una cucharada de miel
  • Zumo de limón

¿Cómo preparar la mascarilla facial casera?

Es súper sencilla de hacer así que quizás te parece imposible que funcione pero sí, va genial. Solo debes triturar bien las almendras y mezclarlas con una cucharada de miel y otra de zumo de limón. Cuando tengas una mezcla homogénea, aplica la mascarilla sobre el rostro seco y deja que actúe durante unos 15 minutos. Retira los restos con agua templada y alucina.

¿Por qué funciona tan bien esta mascarilla casera?

Las almendras protegen la piel del envejecimiento y le dan un aspecto radiante que nos viene genial para estos momentos que nos ha tocado vivir... La miel hidratará la piel en profundidad y la dejará muy suave. Además, es un ingrediente que ayuda a que la piel se regenere con facilidad y es ideal para tratar las cicatrices. El zumo de limón exfoliará la piel, ayudará a controlar el fotoenvejecimiento y a combatir las manchas en la piel, por lo que todo son ventajas.

Eso sí, no utilices ninguna mascarilla casera si tu piel es muy sensible o si tienes algún problema dermatológico. No guardes lo que te sobre, deséchalo. Al tratarse de productos naturales y no añadirle conservantes, se estropean enseguida.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?