Muy baratos

Cómo hacer un exfoliante casero paso a paso

Aprovecha para crear tu propio spa en casa y empieza por hacerte un exfoliante casero.

Actualizado a

Escrito por:

Piluca Santos

Actualizado a

Mujer con exfoliante en la cara

¡Cuánto bien puede hacer un exfoliante por nuestra piel! ¿Sabías que si exfolias la piel regularmente puede pasar de ser opaca a brillante y juvenil? Y lo mejor de todo es que no tienes por qué gastarte un dineral porque, aunque en el mercado hay exfoliantes muy buenos, en nuestra despensa tenemos casi todos los ingredientes necesarios para hacer un exfoliante casero, y si no los tenemos, son fáciles de obtener.

Exfoliante con azúcar, miel, aceite de coco y limón (perfecto para la piel grasa)

Ingredientes:

  • 5 cucharadas de azúcar moreno.
  • El zumo de medio limón.
  • 2 cucharadas de miel (cuanto más líquida sea, mejor).
  • 1 cucharada de aceite de coco.

Paso a paso:

  1. Vierte todos los ingredientes en un recipiente y remueve hasta crear una mezcla homogénea.
  2. Con la cara recién lavada (intenta que esté todavía húmeda), aplica el exfoliante y haz movimientos circulares. Si quieres, puedes dejarla actuar durante 15 minutos.
  3. Retira en agua templada.
Rosie Huntington-Whiteley (@rosiehw)

Exfoliante de avena (para cara y cuerpo)

Ingredientes:

  • 1 taza de avena molida.
  • 1 cucharada de azúcar moreno (si no tienes, puedes usar blanca).
  • 1 cucharadita de aceite de almendras dulces o de oliva virgen extra (puede sustituir el coco o incluso el aceite de oliva).
  • 2 cucharadas de leche desnatada.
  • Un huevo.

Paso a paso:

  1. Pon todos los ingredientes en una taza y remuévelos.
  2. Aplica en la cara y en el cuello haciendo movimientos circulares. Repite la misma operación, si lo vas a usar para todo el cuerpo –recuerda que la cantidad de mezcla deberá ser mayor, así que deberías aumentar la dosis de todos los ingredientes–.
  3. Lávate la cara con agua templada para eliminar la mezcla y seca con una toalla.

Exfoliante con leche de almendras

Ingredientes:

  • 1/2 taza de harina de almendras
  • 1/2 taza de arcilla de bentonita (arcilla natural)
  • 2 cucharadas de leche entera en polvo (si es orgánica, mejor, pero que sepas que cualquier tipo de leche –también desnatada– te sirve).

Paso a paso:

  1. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente con tapa –vale un tarro de cristal tipo los de legumbres– y muévelo hasta que la mezcla sea homogénea.
  2. Coge más o menos una cucharada de la mezcla y aplícalo en la cara con un poco de agua en movimientos circulares. Si quieres una dosis extra de suavidad, prueba a añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra o aceite de almendras.
  3. Limpia la cara con agua fría y sécatela con una toalla limpia, a toquecitos.
  4. Después, hidrata la piel con crema, sérum y contorno de ojos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?