Antiedad

Patas de gallo, ojeras y bolsas

Cómo sacarle el máximo partido a tu contorno de ojos

Si nos pasamos con la cantidad, no lo ponemos justo en la zona correcta y, además, lo aplicamos mal estamos desperdiciando el contorno de ojos y, posiblemente, favoreciendo la aparición de más arrugas. Úsalo bien para que realmente funcione.

como sacar partido al contorno de ojos

Para beneficiarse de los efectos de un contorno de ojos el primer paso esencial es elegir el que mejor se adecúa a nuestras necesidades. Los hay que combaten las ojeras oscuras, otros se concentran en eliminar las bolsas y los hay que, por sus principios activos, se centran más en acabar con las patas de gallo. Vale, ya lo tenemos. Pero, ¿de qué sirve si solo lo usamos una vez cada dos o tres días? La constancia es clave para que no aparezca ninguno de los problemas mencionados en esta delicada área. Lo ideal es usarlo mañana y noche… y, lo más importante, asegurándonos de que lo hacemos correctamente.

Por qué es necesario el contorno de ojos

Hay una muy buena razón y es porque se trata de una de las zonas que más delatan el paso del tiempo. Alrededor de los ojos contamos con 22 músculos continuamente en movimiento. No es de extrañar que tanto “trabajo” se traduzca en arrugas y signos de cansancio. Sobre todo teniendo en cuenta que la piel de esta zona es mucho más fina que la del resto de la cara, con pocas fibras de colágeno y elastina y, por lo tanto, propensa a la deshidratación.

Es una de las zonas que más delatan el paso del tiempo, así que tenemos que cuidarla con mucho mimo

Cuál es el mejor contorno de ojos

Todos están formulados para hidratar y proteger con delicadeza esta zona, pero nos tenemos que concentrar en qué es lo que queremos prevenir o mejorar.

  • Para la flacidez, se puede elegir un contorno con péptidos (moléculas presentes en la naturaleza de efecto tensor).
  • Si hay ojeras o bolsas, lo mejor es que contenga activos descongestivos (hamamelis, ginseng) y que tenga un aplicador en roll-on para favorecer la microcirculación al aplicar el producto.
  • Y si el problema son las patas de gallo, el retinol es el activo que debes buscar en la etiqueta, porque es el más eficaz para disimularlas.

Qué se debe evitar

Sobre todo has de fijarte en que el contorno de ojos no contenga perfumes ni ningún activo que pueda ser irritante si tienes los ojos delicados. Pregunta a tu farmacéutico por fórmulas de alta tolerancia que calmen y aporten frescor.

En cuanto al envase, mejor prescindir de los que vienen en tarrito y optar por los envases airless (sin aire) o los que vienen en tubitos, porque son más higiénicos y tienen menos riesgo de que se contamine el contenido.

Evita los envases que vienen en tarrito y elige los airless o los que vienen en tubitos

Cuánta cantidad

Quizá los 15 ml que suele contener este producto te parezcan muy poco. Pero, bien administrado, un contorno de ojos te puede durar –usado día y noche– casi tres meses. Más cantidad no significa mayor efecto. Debe ser la equivalente a un grano de arroz, repartida en puntitos minúsculos que “dibujen” la cuenca de los dos ojos. Si ponemos más y la textura es muy densa y untuosa, podemos propiciar que se hinchen los párpados.

Dónde hay que ponerlo

Parece obvio, pero no lo es. No se aplica justo debajo del ojo, sino en la cuenca, donde se toca el hueso, sin descuidar la zona del rabillo para combatir las patas de gallo, y evitando preferiblemente los párpados superiores, a no ser que lo especifique la etiqueta del producto.

Cómo aplicar el contorno de ojos correctamente

Con la yema del dedo anular. ¿Por qué este en concreto? Es el que recomiendan las expertas en belleza porque es el dedo de la mano que menos fuerza tiene y, por lo tanto, con el que se ejerce menos presión en esta delicada zona. El movimiento debe ser desde la sien hasta el lagrimal y en sentido inverso, hacia el exterior, en un delicado movimiento de vaivén, procurando –muy importante– no desplazar la piel para no formar arrugas. Después de tres o cuatro pasadas, conviene presionar unos segundos en la parte del lagrimal para drenar la zona y evitar la aparición de bolsas. Y para finalizar: un suave tecleteo de las yemas de los dedos para favorecer la absorción total del producto.

¿Quieres saber más sobre tu piel?

Haz nuestro test para descubrir la edad real de tu piel y si necesita cuidados extra.

Relacionados

Loading...